Manifiesto de la Plataforma a propósito de la amenaza de la autopista eléctrica Laluenga-Isona

Tolva. Autopista eléctrica
Tolva. Autopista eléctrica

El día 9 de septiembre se publicó en el BOE el Anuncio del Área de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en Huesca y de la Subdelegación del Gobierno en Lleida por el que se somete a Información Pública la solicitud de Autorización Administrativa Previa y Declaración de Impacto Ambiental del proyecto PEol-525 AC que comprende los parques OMEGA, KAPPA, ÓRBITA, ÓMICRON, LAMBDA y IOTA, de 49,5 MW cada uno, y las correspondientes infraestructuras de evacuación, en las provincias de Huesca y Lleida.

A partir de este anuncio, que comprende la construcción de seis megacentrales eólicas y dos autopistas eléctricas (400 kV), que recorren de este a oeste casi toda la provincia de Huesca y el Pallars Jussà, la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica decide realizar una serie de acciones:

1. Elaborar y recoger alegaciones y presentarlas en los servicios territoriales de Huesca y Lleida para iniciar la lucha a nivel administrativo / judicial contra el proyecto de Forestalia. El día 22 de octubre de 2021, último día para su presentación, se contaron al menos 800 alegaciones individuales. Cabe destacar de lo alegado, además de los severos e inaceptables impactos sobre el medio ambiente, la salud pública y las posibilidades de desarrollo futuro de las poblaciones afectadas, las graves vulneraciones de la legislación vigente de este proyecto de Forestalia, que incumple abiertamente la Ley del Sector Eléctrico al pretender que una línea, que por sus características debería ser considerada inequívocamente como parte de la Red de Transporte Eléctrico, se presente como una infraestructura de evacuación (las seis centrales de las que parte no utilizarían ni un 10 % de su capacidad).

2. Realizar charlas informativas en las poblaciones afectadas en La Ribagorza en las que se ofrece un modelo de alegaciones sencillo para que la población afectada pueda expresar su rotundo rechazo (puesto de manifiesto durante ya tres décadas) al nuevo proyecto de Autopista Eléctrica Valsalada-Laluenga-Isona. En concreto se realizaron dos, el 9 de octubre en Tolva y el 11 en Benabarre, con la colaboración de su Ayuntamiento.

3. Apoyar las acciones de protesta que han anunciado los ayuntamientos afectados en La Ribagorza y, en particular, las que ya están llevando a cabo los vecinos y vecinas de Tolva. Nos ofrecemos además para realizar charlas informativas en el resto de poblaciones afectadas con el fin de promover una fuerte movilización social contra el inaceptable proyecto de Autopista Eléctrica de Forestalia.

4. Redactar un folleto informativo destinado a informar de la situación actual a la población de los municipios afectados y a toda población en general.