solidaridad 

Manos Unidas busca que los barbastrenses se contagien de solidaridad a favor del pueblo Mbya

En la misa de este domingo 14 de febrero se recolectarán los donativos de los interesados en apoyar al nuevo proyecto

Manos Unidas Barbastro
Presentación del nuevo proyecto de cooperación de Manos Unidas en Barbastro.

La delegación diocesana de Manos Unidas asume en este 2021 “La mejora del sistema de seguridad alimentaria y salud del pueblo Mbya con equidad”, iniciativa que beneficiará a 676 personas de once comunidades indígenas del sudeste de Paraguay. La ejecución del proyecto de la campaña nº 62, con una valoración global de 51.798,00 euros de los que los beneficiarios asumen el 30%, se llevará a cabo de la mano de la organización OGUASU, como socio local. Este domingo se oficiará una misa en todas las iglesias de la Diócesis de Barbastro-Monzón para captar el apoyo de los feligreses a modo de donativos económicos para la causa. 

“La Amazonía está desapareciendo, y con ella todas las criaturas que viven ahí, incluidos nuestros hermanos los Mbya”, afirmó la delegada diocesana, Genoveva Buatas, que subrayo el objetivo del proyecto: “mitigar su nivel de pobreza sin menoscabar su cultura. Hay que acompañarles en el proceso de incorporación a un nuevo contexto, porque en el que vivían ha desapareciendo, buscando un camino que preserve su identidad”.

ENTRA CORTE BUATAS MANOS UNIDAS 2021

Buatas presentaba el proyecto y pedía a todos dejarse “vacunar” por el “virus de la dignidad y solidaridad, que transforman la vida de cada uno y de los demás” para que “dentro de la incoherencia social que vivimos podamos paliar una lacra que ya debería estar erradicada”.

La mejora del sistema de seguridad alimentaria y salud del pueblo Mbya con equidad

Los representantes de las comunidades indígenas, con el apoyo del equipo técnico de Oguasu, y la ayuda de Manos Unidas, van a trabajar de forma integral para mejorar sus condiciones de vida.

Así, el objetivo de mejora se intentará abordar desde tres vías: la salud comunitaria, para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las ITS/VIH, culturalmente adecuada, potenciando la utilización de las plantas medicinales para el cuidado de la salud; la producción agropecuaria, aumentando y diversificando la producción de alimentos y sus derivados de manera suficiente, continua y de calidad; y el fortalecimiento organizacional y comunitario, asesorando a la organización indígena Mbya en las acciones de incidencia y encaminando acciones iniciales para fomentar el empoderamiento de las mujeres desde perspectivas culturalmente pertinentes.

La población beneficiaria son 170 familias indígenas de 10 comunidades del Departamento de Caaguazú y 1 comunidad del Departamento de Guaira que se encuentran sometidas a procesos de deforestación y destrucción de los recursos naturales muy alarmantes. Al frente del proyecto está Andrés Ramírez, con el apoyo de OGUASU.