SOCIEDAD 

Manuel Escribano sustituye a El Cid en la corrida de toros de Barbastro

Los diestros Marc Serrano y Antonio Nazaré completan el cartel del 8 de septiembre 

Manuel Escribano
Manuel Escribano abrió la puerta grande el año pasado en Barbastro

El diestro sevillano, Manuel Escribano ( Gerena, Sevilla) sustituirá a El Cid en la corrida de toros de Barbastro que se celebrará el 8 de septiembre con motivo de las fiestas de la ciudad del Vero en honor de la Natividad de Nuestra Señora. Marc Serrano (Nimes, Francia) y Antonio Nazaré ( Dos Hermanas, Sevilla) completan el cartel del festejo taurino que organiza la empresa madrileña, Geren Toro Siglo XXI S.L. Los diestros lidiarán toros de la ganadería francesa, “Camino de Santiago”.

Manuel Escribano repite  actuación en el coso taurino barbastrense. El año pasado fue el triunfador de la corrida de toros al cortar dos orejas.  

El Ayuntamiento de Barbastro decidía ceder este año la coordinación de los festejos taurinos de las fiestas de Barbastro a la Asociación “Amigos de la Plaza de Toros”. El objetivo de esta decisión era agilizar los trámites en la elección de la empresa, de los toreros y de la ganadería de la corrida de toros.  

El principal inconveniente este año es la reducción del aforo de la plaza puesto que el graderío de la parte antigua se encuentra deteriorado y el Ayuntamiento lo ha cerrado.

El año pasado se retomaba una tradición que solo ha faltado a su cita con los barbastrenses en tres ocasiones a lo largo de la historia. En el año 2016 no se celebró en la ciudad del Vero la tradicional corrida porque la mesa de contratación municipal declaró desierto el procedimiento debido a que la única oferta presentada no cumplía los requisitos establecidos en materia de contratación pública. La primera vez que se suspendió el festejo taurino del día grande de las fiestas patronales fue en 1949 por falta de recursos económicos, y la segunda en 1993, por la declaración de ruina de una parte de la plaza de toros.

BARBASTRO, CIUDAD CON TRADICIÓN TAURINA

La fiesta de los toros, en Barbastro, posee varios siglos de antigüedad. Las noticias más remotas que se conocen datan del siglo XV y hablan de que se corrían toros ensogados por distintas calles de la población costeados por algunos del gremio de carniceros. Barbastro es la única ciudad de la provincia de Huesca, además de la capital, que posee plaza de toros estable construida sobre el solar que ocupara una más antigua y que se inauguró con una media corrida de toros que tuvo lugar el 5 de septiembre de 1892 y otra al día siguiente, 6 de septiembre, en las que intervino el diestro, Antonio Moreno “Lagarticillo” de Granada que lidió reses de la ganadería de Pedro Galo Elorz. Por la plaza de toros de Barbastro han pasado las más importantes figuras de la tauromaquia y han dado realce a los carteles de cada 8 de septiembre.

Comentarios