RELIGIÓN

Más de 2.500 ecuatorianos celebran la Fiesta de la Virgen del Quinche en Torreciudad

Esta fiesta se celebra desde hace 14 años. Este año han llegado peregrinos de Cataluña, Aragón, Madrid, Navarra, La Rioja y Valencia

Procesión Virgen del Quinche Ecuador
Procesión de la Virgen del Quinche de Ecuador en Torreciudad.

El santuario acogía este sábado la 14ª Fiesta de la Virgen del Quinche, Patrona de Quito (Ecuador). Se trata de un encuentro anual de integración en el que, desde el año 2004, participan familias inmigrantes ecuatorianas. En esta ocasión, han venido más de 2.500 peregrinos procedentes de Cataluña, Aragón, Madrid, Navarra, La Rioja y Valencia. Durante la jornada han revivido con gran devoción diversas tradiciones religiosas y culturales de su país, muy arraigadas en los actos de celebración de la Patrona.

El encuentro comenzaba a las nueve y media de la mañana en el Crucero, un kilómetro antes de llegar a Torreciudad. Los participantes han llevado en procesión la imagen de la Virgen, colocada sobre unas andas y precedida por numerosos ramos de flores que portaban los fieles. Durante el recorrido han entonado el Himno a la Virgen del Quinche y diversos cantos marianos, y han rezado el rosario hasta llegar a la explanada del santuario. Karen, una niña de 10 años, ha recitado una “Loa a la Virgen” vestida con un elegante traje de fiesta. Un largo bandeo de campanas ha acompañado la procesión hasta el interior del templo.

Danzas ecuatorianas en Torreciudad.
Danzas ecuatorianas en Torreciudad.

El rector de Torreciudad, Pedro Díez-Antoñanzas, les ha dado la bienvenida animándoles “a pedir a la Madrecita del Quinche ayuda para los problemas cotidianos de la vida: aprender a perdonar, no tener mal genio en casa, ser constantes al educar a los hijos, o superar el dolor cuando un familiar ha de separarse de nosotros".

Después, varios sacerdotes han recorrido los aparcamientos para cumplir una tradición muy valorada por el pueblo ecuatoriano: la bendición individual de vehículos y diversas imágenes mediante una oración y el uso de agua bendita. Los peregrinos han podido también recorrer los lugares de interés del santuario y la antigua ermita. Un grupo de voluntarios ha atendido el servicio de guardería y ha proporcionado información a las familias participantes.

A las doce se ha celebrado la Eucaristía oficiada por el rector, con el acompañamiento musical litúrgico a cargo de la organista titular del santuario, Maite Aranzábal. Al terminar, la imagen se ha trasladado al exterior del templo y se ha cantado el himno nacional de Ecuador. La jornada ha concluido con una selección de danzas tradicionales ecuatorianas, interpretadas por los grupos “Sueño y pasión”, “Negritos sabrosos” y “Abriendo camino”, de Zaragoza, “Nuevo amanecer” de Lleida y “Los Yumbitos” de Barcelona.

Comentarios