Más de 60 personas disfrutaron de ¡Aquí esquiamos todos! con Pyrhequal

El último de los encuentros transfronterizos de personas con discapacidad tuvo como escenario el espacio nórdico de Llanos del Hospital

Ribagorza. Cadis
Foto de grupo de todos los participantes en el encuentro

La estación nórdica de Llanos del Hospital acogió el último encuentro deportivo y cultural de personas con discapacidad de ambos lados del Pirineo. Más de sesenta personas de las entidades CADIS Huesca y Adapei des Hautes Pyrènees se reunieron en el espacio nórdico, durante tres días, en un encuentro enmarcado en las acciones del proyecto Pyrhequal, del programa europeo Poctefa.

El encuentro se desarrolló a finales de enero y los participantes no sólo realizaron deportes de invierno sino que también realizaron talleres de teatro y artes escénicas o talleres de percusión.

El grupo dedicó gran parte de la jornada central a la práctica del esquí de fondo y las raquetas de nieve, acompañados por monitores expertos y en medio de un paraje espectacular y unas condiciones perfectas: mucha nieve, espesor en las pistas, frío y sol. Aquellos que lo requirieron contaron con dispositivos adaptados para deslizarse por el circuito de fondo y experimentar así las sensaciones que ofrecen estos deportes al aire libre.

Talleres de improvisación de teatral, jam session y percusión jalonaron las jornadas que culminaban siempre con el mejor ambiente festivo, de la mano de The Remos Band y de la fiesta de disfraces de la última noche.

La visita del grupo al Palacio de los Condes de la Ribagorza y la de profesionales de Adapei a las viviendas solidarias con las que cuenta la Asociación Guayente-Remós en Benasque completaron una nutrida programación, en la que hubo tiempo también para tratar asuntos como la “normalización a través de la práctica artística” en una reunión la que participaron profesionales y miembros de las entidades presentes en el encuentro. Interesante debate con las diferentes artes como protagonistas en un contexto en el que ya todos miran a la celebración del Festival de Creatividad y Discapacidad Diversario 2020, el próximo mes de mayo, en Francia.

Por la parte española casi cuarenta personas vinculadas a ASAPME Huesca, ASPACE Huesca, Fundación Adislaf, Down Huesca, Asociación Guayente-Remós, ASZA Huesca y Valentia junto a profesionales de CADIS Huesca participaron en este nuevo encuentro transfronterizo, el sexto dedicado al deporte adaptado desde la puesta en marcha del proyecto PYRHEQUAL, en marzo de 2018.

LOS ENCUENTROS DEPORTIVOS MOVILIZAN A MÁS DE 300 PERSONAS

Uno de los objetivos del proyecto PYRHEQUAL, integrado en el programa europeo Poctefa, era la puesta en marcha de encuentros deportivos que permitieran al colectivo de personas con discapacidad de las entidades vinculadas al proyecto practicar deportes y descubrir los recursos disponibles en el territorio. Así, se han llevado a cabo seis encuentros deportivos de deporte adaptado que los han llevado a enclaves únicos, estratégicos para la práctica de deporte al aire libre, en ambos lados del Pirineo.

La parte francesa de la cordillera ha acogido tres encuentros deportivos (Loudenvielle y Arreau en octubre de 2018, Payolle y Cauterets en mayo y diciembre del 2019 respectivamente) mientras que el lado español actuó como escenario en diciembre de 2018 en Isín (Jaca), en octubre de 2019 en Martillué (Jaca) y, ya en 2020 el de Llanos del Hospital, en el valle de Benasque. Se han movilizado en ellos más de 300 personas que han tenido la oportunidad de practicar todo tipo actividades adaptadas como senderismo, pruebas de habilidad y puntería, tiro de trineo, karts, tirolina, escalada deportiva… y un larguísimo etcétera que acaba ahora con multiactividad en nieve.

El enclave ribagorzano cierra la lista de encuentros trasfronterizos dejando un fantástico sabor de boca en los participantes y organizadores. Con un entorno y una meteorología que ha permitido llevar a cabo toda la programación y propiciado nuevos y muchos momentos de convivencia entre los integrantes de las entidades españolas y francesas.

Comentarios