CASTANESA

Más de medio centenar de personas rechazan el proyecto de Castanesa

La Plataforma en Defensa de las Montañas celebraba un encuentro entre Graus y Cerler

Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón
Medio centar de personas participaron, el domingo, en la excursión al collado de Basibé para conocer el emplazamiento del proyecto

Este fin de semana, la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón convocó un encuentro de asociaciones, clubes y entidades preocupados por el anuncio de la entrada de las máquinas en Castanesa, municipio de Montanuy. Medio centenar de personas participaron en las actividades celebradas el sábado en Graus y, el domingo, en la marcha al collado de Basibé. Los participantes pudieron conocer con detalle el proyecto de ampliación de la estación de Cerler por Castanesa para el que, informaban desde la Plataforma, hay 40 millones de euros para iniciar de inmediato las obras en el valle de Castanesa de construcción de arrastres e infraestructuras de la futura estación.

Los representantes asistentes coincidieron en la sorpresa de dicho anuncio, dado que las obras tan solo pueden iniciarse al amparo del Plan General de Ordenación Urbana que fue impugnado y descalificado por los tribunales. Se constató así mismo la inviabilidad técnica del proyecto que contempla el arranque de los arrastres de esquiadoras en cota de 1700 metros, en la que no hay nieve en todo el año. Además el trazado supuesto de pistas, que contempla el proyecto ya desestimado, no aporta más activo a la estación de Cerler con poco más de 10 kilómetros de recorrido.

Un proyecto tan carente de sentido y tan caro solo cabe, dicen, en el supuesto de que se quiera reabrir el ya desestimado plan de construcción de 5.000 viviendas en Castanesa. A entender de los asistentes, al encuentro, el proyecto no tiene otro horizonte que la especulación inmobiliaria.

Cuando el gasto social se mantiene a duras penas y las listas de espera sanitarias no cesan de crecer entienden que tal proyecto resulta obsceno y contrario por completo al interés general, independientemente, del impacto paisajístico que comportan los destrozos ocasionados por las obras de accesos, párquines e infraestructuras.


El domingo, se celebró la marcha desde Cerler al collado de Basibé, supuesto punto de unión entre las futuras pistas de Castanesa y Cerler. Desde este punto estratégico pudieron comprobar eloabsurdo del proyecto y su inviabilidad y también el impacto que las obras tendrían sobre un valle virgen en plena alta montaña de la Ribagorza.

En dicho enclave, tras repasar visualmente las característica del proyecto de estación, los asistentes adquirían el compromiso de celebrar una futura y urgente cumbre técnica en la que se actualicen y precisen todo lo relativo a los impedimentos legales al proyecto. También los datos locales de cambio de la cota de nieve por impacto del cambio climático (está anunciado por técnico del gobierno el ascenso de la cota de nieve hasta los 2.200 metros en 20 años que dejarían fuera de uso tal estación). Y otros aspectos biológicos y humanos que hacen inviable y rechazable tal proyecto especulativo.

Comentarios