sociedad

Miguel Gracia pide tener en cuenta las características del medio rural para garantizar la seguridad de sus habitantes

El presidente de la DPH participó en el foro "Incorporación del reto demográfico al modelo de seguridad"

Momento del foro en el que participó Miguel Gracia, presidente de la DPH
Momento del foro en el que participó Miguel Gracia, presidente de la DPH


El presidente de la Diputación Provincial de Huesca participó esta semana en el foro "Incorporación del reto demográfico al modelo de seguridad" en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad, celebrado en Madrid. En su intervención, hablaba del problema en materia de seguridad en el medio rural, como los robos: maquinaria agrícola, GPS, materias primas, cableado, grupos electrógenos, animales vivos, trufa, etc. "Siendo conscientes de que las estadísticas de la delincuencia en el medio rural, salvo casos puntuales, pueden no parecer alarmantes, la falta de efectivos en los cuarteles sí que transmite esa sensación de inseguridad".

Añadía que, incluso pueblos que se han transformado en zonas de segunda residencia, o que en la parte más dura del invierno no tienen prácticamente pernoctaciones, pueden sufrir las consecuencias de la delincuencia en referencia a la pérdida o sustracción de bienes materiales. Y es que, explicaba, el medio rural altoaragonés se caracteriza por núcleos de población con pocos vecinos y muchos de ellos son mayores que viven solos. "Por eso una de nuestras reivindicaciones, y también gran preocupación, ha sido la videovigilancia. La institución provincial soporta presión de alcaldes de pequeñas localidades, ven que esta es una solución ante la indefensión que sufren cuando ocurren robos en sus territorios".

Miguel Gracia añadía que, en estas situaciones, "nos encontramos con que la legislación y la propia tramitación no ayuda. Es necesario legalizar y flexibilizar en la medida de lo posible esa instalación de cámaras de videovigilancia en el medio rural, y más cuando percibimos que en los grandes núcleos de población las cámaras, como elemento de seguridad, son frecuentes. La legislación es fundamental, transmitiría seguridad en el medio rural".

Así mismo, recordaba que en las pequeñas localidades no hay policía municipal y no tienen la opción de conveniar con administraciones superiores para que las policías de las cabeceras comarcales o núcleos con mayor población puedan gestionar y custodiar las imágenes de esas cámaras, correspondientes a pueblos más pequeños.

El presidente de la DPH también expuso otro tipo de delincuencia, como delitos relacionados con Internet, algo, aseguró, tan necesario hoy en día en el medio rural, la conectividad, tanto para ámbito laboral como de ocio personal, así como de relación con la administración, hace de este un campo de delito novedoso y en el que se han llevado a cabo campañas de prevención junto a la Subdelegación del Gobierno en Huesca y la Guardia Civil. Como también son novedosas, apuntaba, las plantaciones ilegales, que debido al abandono de muchos pueblos facilitan este tipo de delincuencia.

Para finalizar, destacó que hay que seguir incidiendo y trabajando en campos como la violencia de género en el medio rural, donde el porcentaje de denuncias es mucho menor que en el urbano, así como seguir en la línea actual en la seguridad como elemento fundamental para la estabilidad del sector turístico.

Moderados por el General de División, Jefe del Gabinete Técnico de la Dirección General de la Guardia Civil, José Manuel Santiago Marín, en el foro participaban junto a Miguel Gracia, el Teniente General del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, Félix Jesús Blázquez González; el General de Brigada Jefe del Mando de Operaciones del Comando General dell’ Arma dei Carabinieri, Giusseppe De Riggi; el General de Brigada Adjunto al Comandante Operacional de la Guarda Nacional Republicana de Portugal, Rui Alberto Ribeiro Veloso; el General de Brigada Jefe de la Jefatura de Empleo de las Fuerzas del Mando de Operaciones de la Gendarmerie Nationale de Francia, Jean-Luc Villemeny.