MONTANUY

Montanuy entrega los premios del 8º Concurso Fotográfico ‘Navidad Cereza’

En esta edición había participación local pero también de Cataluña, Navarra o La Rioja

Montanuy. Concurso fotografía
Foto de familia de los premiados

Este sábado, tenía lugar, en el salón de actos del Ayuntamiento de Montanuy, la entrega de la VIII edición del Certamen de Fotografía “Memorial Navidad Cereza”, concurso, que nació con el propósito de recordar a quien fue alcalde y concejal del municipio durante 26 años. La dotación de los premios, este año, era tres accésits 400 euros, tercer premio 800 euros, segundo premio 1200 euros y primer premio 2000 euros. Además de la entrega de premios, el Ayuntamiento obsequiaba a todos los participantes del concurso que asistían al acto de entrega de premios.

El tribunal, constituido por Esther Cereza Quintana, alcaldesa, José Luis Acin Fanlo, fotógrafo y director del Centro del Libro de Aragón, Mario Carpi Martin, de la fototeca de la Diputación Provincial de Huesca, Josep Moner Navarri, fotógrafo y José Antonio Túnica Barrabés, secretario del Ayuntamiento de Montanuy, se reunió el sábado 6 de octubre para abrir todos los sobres y decidir las fotografías premiadas.

Los premios recaían en, tercer premio para Ingnasi Ferrer Declarir por ‘Mel de Ca de Llibernal’, segundo premio para Maribel Subirana Abad por ‘Si no fos’ y primer premio para Ovidiu Cornel Grigoruta por ‘El último habitante’. Los accésit eran para Carlos Puértolas Villa por ‘Silueta’, Beatriz Vigo Estany por ‘Posant l’esquella’ y Albert Pique Badía por ‘Una vida de trabajo’.

El certamen de fotografía, permite también conocer el territorio, sus gentes, su cotidianidad, fiestas y tradiciones, a través de un instante único para el fotógrafo y único para el espectador mostrando la realidad de una sociedad de 17 núcleos habitados, extendidos en un amplio territorio.

La alcaldesa, Esther Cereza, destacaba que las fotografías premiadas plasman el día a día del municipio: despoblación, envejecimiento y pequeños nuevos proyectos que surgen como es la apicultura. Las obras premiadas recogen las tradiciones, como las fallas, la puesta de los cencerros antes de subir a la montaña o el trabajo en la ganadería extensiva, actividades, todas ellas, necesarias para mantener la montaña, el paisaje y a su vez mantener con vida los pueblos.

Decía la edil que, igual que se habla de despoblación y soledad, se puede hablar de los nuevos proyectos que emergen y dinamizan el territorio. En los últimos tiempos, Miel de Ca de Llibernal, que, durante el verano, ha ofrecido visitas guiadas a las colmenas, Pirenaicum, empresa de turismo de Observación, y Turismo Mode On como guía cultural.

El acto finalizaba con la entrega de diplomas conmemorativos y una pequeña explicación de cómo se hizo la fotografía y por qué la habían elegido para presentarla al concurso.

Comentarios