violencia de género

En primera persona: “No somos cobardes por aguantar, somos valientes por salir”

Mónica, que hace más de tres años que se alejó del maltrato de su pareja, cuenta su experiencia

Minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género en la sede de la Comarca de la Jacetania
Minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género en la sede de la Comarca de la Jacetania

¿Cómo has podido aguantar?. ¿Cómo has llegado a esto?. Yo no lo habría hecho… Estas preguntas que reciben las mujeres maltratadas son las que Mónica, una mujer de Jaca, tuvo que contestar ante “una sociedad que te juzga”. Hace más de tres años que tomó la decisión de decir “basta” y ahora rebosa fuerza para contar su experiencia a mujeres que pasan una situación similar y a todo el que la escuche. “No es que seamos todas tontas, es una situación muy difícil que no se puede juzgar.”

Mónica cuenta su experiencia en Radio Jaca

“Al principio es muy poco a poco, no te das cuenta, piensas que es tu culpa porque le has contestado mal e intentas comportarte mejor, entre comillas. Luego la cosa va a más y llega el miedo.”

Mónica denunció. “Mi familia me arropó y me empujó a denunciar. Me costó porque me daba mucho miedo”, pero lo hizo. Ese primer paso es miedo a lo que te pueda hacer el agresor, miedo al qué dirán, que te señalen en un sitio pequeño como Jaca, explica.

“Aun hay veces que sigo soñando con esa situación. Es horroroso no saber si una mirada, una palabra… cómo vas a acabar. Si un mal golpe te va a causar hasta la muerte”

“Cuando sales de una situación de estas sientes que no vales para nada y te sientes mutilada por todos lados, como persona, como mujer, como madre…” pero años después ha sabido sacar cosas positivas de aquello. “Me niego a verme como víctima, pero me da mucho miedo, se te queda dentro…, pero vas viendo que hay gente buena a tu alrededor y que no todo es así.” En este punto Mónica habla del trabajo del grupo de la Comarca “han hablado mucho conmigo, me han hecho ver que sí valgo como persona, como mujer y como madre”, y también quiere señalar a la Asociación feminista de Jaca, “un grupo de mujeres que me han apoyado moralmente, me han dado su amistad y su cariño”. También tiene buenas palabras para la policía o la guardia civil. “Por las instituciones me he sentido muy, muy apoyada (…) A mí me han ayudado un montón.” Por ello anima a las mujeres que estén pasando por una situación de maltrato a que pidan ayuda.

“En primer lugar les digo que son muy valientes. Y les digo que pidan ayuda, porque se puede salir. Yo he salido, me he quedado muy marcada pero ahora mismo puedo decir que soy feliz (…). Después de esto nunca me voy a quedar sin ganas de luchar.”

Apoyo, asesoría y acompañamiento desde la Comarca de la Jacetania
Las comarcas coordinan, junto con el Instituto Aragonés de la Mujer, los protocolos de ayuda a mujeres maltratadas. En la Jacetania existe un equipo multidisciplinar con psicóloga, educadoras y trabajadores sociales.

Arancha Terrén es psicóloga de la Comarca de la Jacetania, donde trabajan educadores, trabajadores y psicóloga en un equipo multidisciplinar. “Sobretodo nos llegan los casos a través de la policía y la guardia civil. También hay detección de las trabajadoras sociales de la Comarca. Explica que una mujer maltratada soporta esa situación una media de 10 años y que las descalificaciones, las desvalorizaciones son tan reiteradas que hacen mella. Por eso comienzan un proceso de apoyo que abarca servicios jurídicos, psicológicos y sociales. “Los caminos son varios. Para denunciar directamente pueden hacerlo en la policía, la guardia civil o el juzgado. Si no quieren denunciar y necesitan ayuda pueden dirigirse a la Comarca de la Jacetania donde los servicios sociales le dirán qué recursos le pueden ayudar.”

Comentarios