SOCIEDAD

"Nuestra experiencia en ambos modelos ha sido muy buena"

Raúl Rosa es el padre de Alejandro y Nora, dos mellizos de 16 años con autismo. Viven en Móstoles

Raúl y su mujer con Alejandro y Nora
Raúl y su mujer con Alejandro y Nora

Alejandro y Nora iban al colegio público Jorge Guillén, él a un aula TEA (Trastorno del Espectro Autista) y ella como niña de necesidades especiales, hasta que a mitad de Primaria los profesores recomendaron que, al no desarrollar el lenguaje, el chico fuese matriculado en un centro especial. "Lo vivimos como una cuestión por falta de plazas. Si no le cambiábamos, Nora, que evolucionaba mejor, no podría pasar a beneficiarse del aula TEA. Me hubiera gustado que mi hijo siguiese en aquel colegio pero ahora sé que después le habría visto fuera de lugar en un instituto ordinario", afirma Raúl Rosa, que se sabe afortunado por la buena experiencia que los mellizos han tenido en las aulas y por poder matricular a Alejandro en Aucavi, un concertado para chavales con autismo: "Nuestra experiencia en ambos modelos ha sido muy buena". Pero no todas las familias han tenido esa suerte: "Creo que la reforma habla de mejorar los centros ordinarios para que no se derive a chicos por falta de recursos. Pero también tienen que mejorar los coles especiales públicos.. No creo que quieran cerrar la Educación Especial. Es imposible".

Comentarios