SABIÑÁNIGO

“Pedrón” el duende del Museo "Ángel Orensanz y Artes de Serrablo" cumple 25 años

Este personaje de Sobrepuerto recibirá su homenaje este sábado en el propio museo que cumple este año 40 años

Pedrón Museo Sabiñánigo
Pedrón en su buhardilla del Mueso serrablés

Este año el Museo “Ángel Orensanz y Artes de Serrablo” celebra su 40 aniversario. Su inauguración se realizó el 25 de agosto de 1979 gracias a la labor desarrollada por la asociación "Amigos de Serrablo", quienes se dedicaron, desde 1975, a recopilar enseres de la vida cotidiana con la intención de salvaguardar la cultura montañesa de este territorio.

Rescataron muebles, enseres, ropas y herramientas que se encontraban abandonadas o que podían destruirse y fueron llevadas para su clasificación al edificio que alberga el Museo en la antigua Casa Batanero del pueblo, El Puente de Sabiñánigo. 

Antes de esta efemérides el Museo celebra un cumpleaños muy especial como son los 25 años de su personaje “Pedrón”, una figura de leyenda creada en 1994 por Enrique Satué. Un personaje que tomó de la tradición oral de Sobrepuerto y que había oído contar, en Escartín, a su abuela Serafina.

La celebración es este sábado día 30 a las 19 horas, en el Museo “Ángel Orensanz y Artes de Serrablo” y en el acto se contará con la presencia de Begoña Subías, directora de este museo, Pilar de la Vega, presidenta de Unicef-Aragón, Berta Fernández, alcaldesa de Sabiñánigo, un representante de la Ronda de Boltaña, todavía por definir y los autores del libro “Pedrón, el diablo del Museo”, Enrique Satué y Roberto L’Hotellerie, este último realizó las ilustraciones, publicándose su primera edición en 1994.

Un trabajo que se ideó para que reflejase de forma nítida el ideario del museo, en cuanto a sus contenidos y a sus valores asociados. En la actualidad se vende la quinta edición. Todos los ingresos obtenidos de la venta de esta obra van a parar a UNICEF.

Pedrón era una especie de duende que, en los años de malas cosechas y carestía, se cebaba con los pocos corruscos de pan que había en los cajones de las casas de estas montañas. Después de ampliarse el museo en 1998, se recupera un pequeño espacio abuhardillado, que rodeaba el cuerpo troncocónico de la chimenea para convertirlo en el cuarto de este diablillo. Además, en 2001, la Ronda de Boltaña graban su tercer disco, País de anochecida, en el que se incluye una canción dedicada a Pedrón, con letra de Manuel Domínguez.

Comentarios