alto gállego

Piedrafita inaugura su centro de interpretación de la brujería

La historia y la leyenda en torno a las brujas, en un nuevo espacio abierto al público las 24 horas

Centro brujería en Piedrafita de Jaca
Hay paneles explicativos en cuatro idiomas (aragonés, inglés, francés castellano)

A los vecinos de Piedrafita de Jaca se les llama “brujones”, una práctica que habla de la fuerte conexión de esta localidad con las brujas. Desde el siglo XIV hasta el siglo XVII los procesos por brujería en toda la península se hicieron más comunes y en el Valle de Tena hay constancia de varios testimonios de caza de brujas ya en el siglo XV. En Piedrafita, su ayuntamiento quería dedicar un espacio a divulgar la historia y la leyenda en torno a la brujería y cedió los antiguos lavaderos para que la Comarca acondicionase un centro de interpretación. Este viernes quedaba inaugurado y listo para contar sus historias en un espacio que queda abierto al público a cualquier hora del día.

Loudes Arruebo, presidenta de la Comarca del Alto Gállego, habla de la doble vertiente de este pequeño espacio. Además de la faceta turística, “fue un fenómeno de gran importancia en la Comarca, y hemos intentado resumir de una forma rigurosa lo que significó en la zona”. Hay información al respecto, y la información que aportan los paneles explicativos se basan en investigaciones de autores como Ángel Gari, Carlos Garcés o le fotógrafo Fernando Biarge.

Datos históricos, leyendas, creencias populares y toda la simbología de protección que todavía sigue presente en construcciones del valle, como los espantabrujas o espantabruxas que, sobre las chimeneas, evitaban que las brujas que sobrevolaban los tejados de las casas sobre sus escobas, entrasen en los hogares.