MONTAÑA SEGURA

Piolet y camprones y una buena bota, equipo imprescindible para ascender al Aneto

Montaña Segura realizó el pasado verano seis jornadas de encuestas entre quienes ascendían al Aneto por la ruta de La Besurta

Aneto 2019 2
De los datos se desprende la necesidad de seguir explicando cómo es la ruta de ascenso al Aneto. Foto Chemary Carrera

Montaña Segura realizó entre el 18 de julio y el 21 de agosto, seis jornadas de encuestas presenciales en la ruta más frecuentada para la ascensión al Aneto, desde el refugio de La Renclusa. Aunque el pasado verano hubo poca gente, en relación con otras campañas, fueron encuestados, en el Portillón Superior, 135 grupos y 426 personas. El objetivo de las encuestas es tratar de trazar el perfil de los montañeros que intentan la ascensión al Aneto por la citada ruta para poder diseñar e implementar acciones que mejoren la seguridad.

Marta Ferrer, responsable de la campaña Montaña Segura

Del análisis de la información de los 135 grupos encuestados se extrae que un 16% son montañeros que afrontan la actividad en solitario, sin compañeros, mientras que un 42% van en pareja. Un 99% de los grupos encuestados llevan teléfono móvil aunque apenas un 44% hacen trabajar el GPS. Menos de la mitad de los grupos (41%) llevan mapa y un 56% llevan botiquín. Datos, estos últimos, a mejorar porque, según Ferrer, indicarían un a mejor planificación.

Marta Ferrer, responsable de la campaña Montaña Segura
Aneto agosto 19 2
Un 26% sigue usando zapatilla de trekking, calzado poco adecuado para progresar por los bloques de piedras. Foto Chemary Carrera 

Por lo que respecta a los datos de las personas que intentan ascender al Aneto por La Besurta el 77% de los encuestados son hombres y el 23% mujeres. Destacan como principales procedencias Cataluña (19%), Francia (19%) y otros países (19%). El 38% de extranjeros es un dato, señalaba la responsable de la campaña, que indica que el material divulgativo se tiene que editar en inglés y francés. Los aragoneses representan un 4% porque, probablemente, evitan acceder a esta cima fuera de la “temporada alta”.

La edad que más predomina (31%) es de 19 a 30 años, apenas hay un 4% de menores y otro 4% tienen más de 60 años.

En cuanto a la experiencia, uno de cada cuatro no tiene la experiencia que se necesita. Un 17% indica no haber ascendido nunca un 3000, mientras que, un 22% ha ascendido una o dos cimas y un 24% dice haber ascendido más de 10 cimas de las citadas características. Además el 67% de los encuestados no practica actividad en montaña invernal.

También se pregunta por el equipo técnico, es decir, llevar y saber utilizar piolet y crampones, calzado y ropa adecuada y casco. Un 66% llevan piolet y hay un 34% que no lo llevan pero, sin embargo, un 92% llevan crampones, lo cual significa, decía Marta Ferrer que todavía hay gente que lo ve como un ‘pack divisible’. Sólo el 17% portaban casco. Por lo que respecta al calzado un 26% va con zapatilla de trekking y un 24% con pantalón corto.

Marta Ferrer, responsable de la campaña Montaña Segura

En resumen, se debe seguir trabajando en explicar cómo es la ruta de ascenso al Aneto donde se combina alta montaña y glaciar.