AVENTURA

Protección Civil recuerda la necesidad de ser prevenidos en cualquier salida a la montaña

Efectivos de la Guardia Civil de Montaña atienden a un senderista
Efectivos de la Guardia Civil de Montaña atienden a un senderista

Con motivo del inicio del verano y de la proliferación de accidentes en las montañas de Aragón en los últimos días, el Servicio de Seguridad y Protección Civil del Gobierno de Aragón recuerda las recomendaciones para evitarlos y para saber cómo actuar en caso de que sucedan:

Para prevenir accidentes en la montaña:

• Escoja bien sus excursiones, elija la actividad adecuada a sus capacidades físicas y técnicas y nunca salga solo sino con compañeros experimentados.

• La actividad a realizar por un grupo debe adaptarse a las posibilidades de la persona menos capaz física y técnicamente del grupo. En caso contrario, la estaremos exponiendo a un riesgo añadido a los que comporte la actividad prevista. Asegúrese que tiene el equipo necesario y que lo sabe utilizar.

• Utilice mapas y libros y, si es necesario, contrate a un guía profesional de montaña. Es aconsejable proveerse de algún medio técnico para facilitar su geolocalización en caso necesario.
• Avise a su familia, amigos, Guardia Civil o en el Ayuntamiento del último pueblo por el que pase de dónde va y de cuándo piensa regresar.

• Consulte las previsiones meteorológicas. Hay que prestar especial atención a las tormentas en los barrancos.

• Piense que los cambios bruscos de tiempo son frecuentes en la montaña y lo fácil puede volverse difícil y peligroso. Aprenda a desistir.

• Lleve siempre equipo suficiente y adecuado: el saco de dormir y la ropa de abrigo son imprescindibles. Es conveniente incluir silbato, linterna y teléfono móvil.

• Infórmese de la localización de refugios o cabañas donde resguardarse en caso de tormentas en la zona que vaya a recorrer.

• El conocimiento de la montaña y su técnica solo se adquieren con una larga y prudente práctica. No tenga prisa ni llegue nunca a la extenuación.

• Lleve siempre comida ligera y aliméntese a menudo efectuando cortos descansos en lugares abrigados.

• En zonas fáciles también puede haber peligro. No olvide su seguridad.

• Cuando alcance la cima, recuerde que la excursión acaba en el valle; guarde fuerzas para la bajada.

• Si no sube hoy, subirá mañana Si se accidenta, es posible que no suba nunca.

• Cuide la montaña, es de lo poco grandioso que todavía nos queda. Sea montañero de verdad.

Ante un accidente en la montaña:

• No pierda la calma y organícese con frialdad. Establezca un orden de prioridades. Recoja cuanta información sea posible (localización del accidentado, su estado general, si respira, si tiene heridas visibles, si está consciente…) y llame al teléfono de emergencias 1-1-2.

• Prevenga todo lo que pueda agravar el accidente balizando, rescatando, protegiendo al accidentado y protegiéndose a sí mismo.

Comentarios