TURISMO

Punto Pirineos se prepara para recibir turistas este verano

La asociación nació en 2014 y aúna a 25 pequeños empresarios y productores locales, principalmente, de  los municipios de Montanuy y Bonansa

Montanuy. Ganado
El gran valor del territorio Punto Pirineos es poder ofrecer a los turistas la posibilidad de vivir experiencias

La asociación, que nació en 2014, la forman 25 pequeños empresarios de alojamientos turísticos, restaurantes, productores locales, guías de naturaleza y otros servicios como taxis que, como en otras zonas turísticas, están sufriendo la crisis económica, ya que Semana Santa y verano, forman parte de la temporada alta.

La asociación turística Punto Pirineos, cuyo ámbito son los municipios de Montanuy y Bonansa, aunque cuenta con asociados de localidades próximas como Sopeira, Neril, Denuy o Vilaller, ha comenzado ya a trabajar pensando en los meses estivales y en cómo atraer a los turistas a esta zona de Ribagorza para que disfruten del patrimonio natural y cultural, gastronomía y tranquilidad en un auténtico entorno rural.

Esther Farré, miembro de la asociación Punto Pirineos

Las semanas de cierre y parón las están aprovechando para trabajar aunando esfuerzos y para intentar salir reforzados de esto en pro de la asociación y el territorio, tratando de implementar medidas que se centran en transmitir la autenticidad del entorno y generar espacios saludables, todo ello poniendo en valor los espacios naturales que rodean a esta zona, en un momento en que la conexión entre salud y naturaleza es fundamental.

Desde Punto Pirineos apuestan por un turismo rural de calidad que les diferencie del resto siendo un destino seguro y saludable y consideran que en el escenario post Covid-19, dominado por la limitación de aforos, las empresas que ofrecen experiencias como: visitas a productores locales, interpretación natural y cultural del entorno y experiencias gastronómicas, van a ser el gran valor del territorio Punto Pirineos. En las últimas semanas, han iniciado una campaña a través de las redes sociales para dar a conocer este rincón del Pirineo, con la intención de que, una vez se permita la movilidad, pueda ser visitado y disfrutado.

Esther Farré, miembro de la asociación Punto Pirineos

Por otro lado, con el fin de que los socios cumplan con las medidas de desinfección contra el Covid-19, están analizando diferentes propuestas para conseguir que los establecimientos sean espacios biosaludables y que generen confianza al cliente. Todas las actuaciones planteadas tienen como objetivo reactivar el turismo rural y las actividades vinculadas: los restaurantes y su gastronomía, los alojamientos y el patrimonio que los rodea, los productores y sus sabores únicos y, los guías que llevan al turista a los rincones más especiales, siendo éste un sector clave e imprescindible para mantener la población del territorio.

Comentarios