teatro

"Rasmia, a verdadera istoria d’Aragón" se representa este sábado en Huesca

La obra, del grupo ansonato Dingolondango, recala en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner

Rasmia, a verdadera istoria d’Aragón
Rasmia, a verdadera istoria d’Aragón

“Rasmia, a verdadera istoria d’Aragón” se estrenó en agosto de 2018 en Ansó. Desde entonces, ha sido representada en Echo, Jaca, Zaragoza, Pamplona y Vitoria-Gasteiz. Ahora, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Lengua Materna, llega a Huesca, al Salón de actos del Centro Cultural Manuel Benito Moliner (antiguo Matadero), donde este grupo de teatro ha actuado ya en varias ocasiones. La cita es este sábado 15 de febrero a las 19 horas. Esta obra, escrita y dirigida por Elena Gusano, se representará también próximamente en Barcelona.

Dingolondango Teatro está formado por quince actores. Rasmia es una comedia desmitificadora donde se hace un repaso de la historia de Aragón “y también de la de nuestros vecinos, huyendo de los supremacismos de aquí, y también de los de allá”. En la obra se hace un recorrido irónico-histórico desde los remotos tiempos en que estas tierras no tenían nombre y sus habitantes luchaban para sobrevivir rodeados de fieras salvajes. Después, fueron llegando sucesivas oleadas de pobladores. “Todos ellos fueron dejando su impronta y legado en la toponimia, lengua y cultura y nos han hecho como somos. Pero… ¿cómo somos? Esa es la pregunta que se plantea en esta comedia.” Pero para saber la respuesta, explica el grupo de teatro, hay que ir a ver la obra.

Desde luego, explican, lo que no se pretende es reclamar puras raíces identitarias. “Muy al contrario: sumarlas todas ellas en un discurso solidario y desmitificador.” En la comedia aparecen personajes históricos que van desde Carlo Magno hasta Agustina de Aragón, pasando por condes, emires, centuriones romanos y los treinta y tres reyes godos, pero también hay pastores y perros que tienen que aprender su oficio, ovejas desobedientes y atarantadas y mujeres a las que la historia ha silenciado pero que mandaron y… cómo mandaron. En esta obra nadie se libra de la ironía.

A comedia está hecha en aragonés-ansotano, “como todos os montaches que fan os de Dingolondango, y se i pueden trobá siñals do se fa memoria d’o conoxiu humorista Gila, de Tricicle u os Monty Python. Si se quiere conoxé a verdadera istoria d’Aragón, y amás en aragonés, no en i’stá otra que yí á vié esta comedia.”

Comentarios