JUVENTUD

Ribagorza acoge un programa para prevenir el consumo de drogas y el delito juvenil con deporte

El programa de Naciones Unidas, que comenzará a desarrollarse en octubre, va dirigido a jóvenes de entre 14 y 16 años

Ribagorza. Juega vive
Cartel del programa pionero de Naciones Unidas que va a implantar Aragón

Aragón, a través de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón, ultima la implantación del programa Juega Vive para la prevención del consumo de drogas y el delito juvenil mediante la promoción del deporte y de otras actividades que se va a desarrollar cuatro comarcas aragonesas, entre ellas, Ribagorza que es la única de la provincia de Huesca La comunidad aragonesa va a ser pionera en desarrollar esta iniciativa, impulsada por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), dado que, en España, hasta ahora solo se había puesto en marcha en el municipio vasco de Santurtzi.

El programa, que se desarrollará durante todo el curso escolar, se iniciará el próximo mes de octubre y está dirigido a la población adolescente de entre 14 y 16 años. Previamente se va a realizar un curso de formación, que ha comenzado este miércoles y concluirá el viernes, para profesionales del ámbito deportivo, de juventud y técnicos de prevención de las comarcas en las que se va a implantar esta iniciativa.

Durante las jornadas de formación, estos profesionales podrán conocer de mano de las personas designadas por Naciones Unidas las dinámicas que deberán llevar a cabo durante los próximos meses en las actividades de sus respectivos territorios, gracias a diez mesas didácticas en las que se desarrollarán temas como la definición de las propias metas, el reconocimiento de las situaciones de riesgo y también de las cualidades de cada persona, respeto e igualdad, y el reconocimiento de ideas erróneas sobre las drogas y la delincuencia, entre otros.
Apoyo de Naciones Unidas

De este modo, Juega Vive plantea un programa novedoso y ambicioso de trabajo de prevención en educación no formal y con monitores deportivos, con apoyo y seguimiento por parte del equipo técnico del proyecto de Naciones Unidas. Su filosofía radica en que el deporte ofrece una oportunidad a los grupos juveniles en riesgo de desarrollar habilidades que les permitan enfrentarse de manera efectiva a los desafíos en su vida diaria y alejarse de su implicación con actos violentos y de abuso de drogas. Así, aprenden a resistir la presión social de involucrarse con la delincuencia, superar la ansiedad y comunicarse de manera efectiva con sus amistades, utilizando para ello una serie de ejercicios interactivos y divertidos.

Para su puesta en marcha en Aragón se cuenta con la financiación del Plan Nacional sobre Drogas y del Pacto de Estado a través del Instituto Aragonés de la Mujer. Asimismo, la Dirección General de Salud Pública cuenta con la colaboración del Instituto Aragonés de la Juventud y de la Universidad de Zaragoza, cuyo Observatorio para la Investigación e Innovación en Ciencias Sociales analizará el impacto de la iniciativa.