ribagorza

Ribagorza recuerda a los 23 comarcanos que fueron deportados a los campos de concentración

En la plaza Romero Radigales de Graus se ha descubierto un atril en memoria y reconocimiento a todos ellos

Ribagorza. Homenaje deportados
Foto de familia de los asistentes al homenaje

Un atril, donde aparecen troquelados, la paloma como símbolo de la paz y el número 23, y que se remata con un vinilo en el que se pueden leer los nombres de todos los ribagorzanos que vivieron en los campos de exterminio nazis y el perfil del Pirineo ribagorzano, es el sencillo pero sentido homenaje, que desde este jueves, se ubica en la plaza Romero Radigales de Graus en ‘memoria y reconocimiento a los 23 ribagorzanos deportados a Mathausen y otros campos de concentración nazis.

El homenaje, impulsado por la Comarca de La Ribagorza, contaba con la presencia del presidente comarcal, Marcel Iglesias, la alcaldesa de Graus, Gemma Betorz, alcaldes de distintos municipios, consejeros comarcales, familiares de algunos homenajeados y vecinos. De los 23 ribagorzanos deportados, sólo 4 consiguieron sobrevivir a ese infierno. El último de los supervivientes, Román Egea, falleció en febrero de 2019.

Iglesias señalaba que nunca es tarde para extraer lecciones y mostrar a las generaciones venideras lo que supuso el Holocausto y los horrores que vivieron quienes pasaron por los campos de concentración nazis.

Marcel Iglesias, presidente de La Ribagorza

Por su parte, Betorz, señalaba que, a partir de ahora, la plaza no sólo va a recordar al diplomático grausino, Romero Radigales, que salvó la vida a cientos de judíos sefardíes sino también a quienes sufrieron en los campos de exterminio.

Gemma Betorz, alcaldesa de Graus

La placa era descubierta por el hermano (familiar más directo que asistía al homenaje) de un deportado natural de Benabarre.

Ribagorza. Homenaje deportados 2
El 22 de diciembre del 39 Emilio Delmás escribió la que fue su última carta. Falleció en Hartheim en septiembre de 1941

José Delmás, sobrino de Emilio Delmás Mora, natural de Chía, todavía conserva la última carta que escribió su tío ‘a sus padres, hermanos y tía’ de diciembre del 39.

José Delmás, sobrino de uno de los ribagorzanos deportados

Por su parte, Josep Sanmartín, en representación de la Amical de Mathausen, quiso transmitir un mensaje de ‘nunca más’ recordando el Juramento de Mathausen por el que todos los deportados y deportadas juraron que, mientras vivieran, contarían todo lo que habían vivido y sufrido en los campos de exterminio.

El homenaje concluía con una charla en Espacio Pirineos por parte de representantes de la asociación Amical de Mathausen.