política

Rudi exige al Gobierno que "ejerza una co-gobernanza real"

Ha remarcado que "desde el Partido Popular somos firmes defensores del modelo autonómico que nos dio la Constitución del 78"

La senadora del Grupo Popular, Luisa Fernanda Rudi, ha reclamado al nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, que el Gobierno "ejerza una co-gobernanza real y no sólo aparente", como es habitual actualmente y ha acusado al Ejecutivo "de dejar en manos de las CC.AA. las decisiones difíciles, mientras el Gobierno de España parece que está para poner la pegatina en las vacunas".

Durante la sesión de control al Gobierno celebrada en la Cámara Alta, Rudi ha preguntado al ministro cuáles son las notorias disfunciones, desequilibrios y carencias del sistema autonómico que provocan tensiones entre el Gobierno central y los Gobiernos autonómicos, según se afirma en el Acuerdo de coalición progresista entre el PSOE y Unidas Podemos en su apartado 9.

La senadora del PP ha pedido a Iceta que su gestión esté "más inspirada" en las palabras que pronunció durante su toma de posesión, como cuando dijo 'me gusta España como es, diversa plural y unida' o cuando dijo que quiere una 'España fuerte en su unidad y orgullosa en su diversidad'.

Rudi le ha dicho a Iceta que "posiblemente temía que las hemerotecas le iban a perseguir", aunque ha asegurado que prefiere "este discurso a manifestaciones anteriores", cuando decía que defendía el derecho a decidir o que en España había 8 naciones.

Así mismo, ha recordado que la ministra de Hacienda, "tras demorar seis meses la convocatoria de la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación, se vio obligada a retirar su reglamento de funcionamiento", ya que las CC.AA no estaban de acuerdo con la asignación de votos para la toma de decisiones que recogía dicho reglamento.

Por otra parte, Luisa Fernanda Rudi ha remarcado que "desde el Partido Popular somos firmes defensores del modelo autonómico que nos dio la Constitución del 78, una autonomía y capacidad de decisión política para las CC.AA, que exige, al mismo tiempo, una autonomía y toma de decisión financiera. No se puede coartar a las Comunidades Autónomas las decisiones que afectan a sus tributos propios y cedidos", ha concluido.