SOCIEDAD 

Salas Bajas promociona el vino del Somontano con un gran mural

La obra ha sido realizada por el artista barbastrense David Gatta y financiada entre la DPH, Bodega Enate y el Ayuntamiento

Mural Salas Bajas foto de familia
Foto de familia de autoridades y vecinos en la inauguración del mural. P. Otín

La localidad de Salas Bajas, en la Comarca de Somontano, inauguraba la obra del artista barbastrense David Gatta, el mural “Cata” que preside la plaza Mayor. El mural representa a una joven comiendo un racimo de uva y como fondo se pueden ver viñedos, la localidad de Salas Altas y la Bodega Enate.

En más de 90 metros cuadrados de peculiar lienzo, el artista David Gatta, con su técnica de aerógrafo, ha unido la cultura del vino y la artística con la participación de todos los vecinos del pueblo en todo el proceso y como colofón a una década de trabajos en la plaza Mayor.

Al acto inaugural asistían el presidente de la DPH, Miguel Gracia, el alcalde de Salas Bajas, Daniel Gracia, el propietario de Bodega Enate, Luis Nozaleda, y el autor de la obra, David Gatta, entre otras autoridades y vecinos de la localidad.

Miguel Gracia, presidente de la DPH
ENTRA CORTE MURAL 1
Luis Nozaleda, propietario de Bodega Enate
ENTRA CORTE MURAL 2
Daniel Gracia, alcalde de Salas Bajas
ENTRA CORTE MURAL 3
David Gatta, autor de la obra
ENTRA CORTE MURAL 4

El mural ha sido realizado en el antiguo frontón, en dos inmuebles propiedad de Miguel Tornil y Ester Cabrero. El importe de la obra es de 30.000 euros aportados entre el Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Bodega Enate.

Mural Salas Bajas
El mural promociona el vino del Somontano.

Proyecto colectivo: los vecinos han seguido a diario la obra

El artista barbastrense David Gatta con su técnica del aerógrafo ha reflejado lo que es a día de hoy Salas Bajas: juventud, viñedos y luz que parece dar vida al dibujo. Así es como invita a la ´Cata` del Somontano porque, tal como él mismo confiesa, es su primera obra en color y la de mayor envergadura con 8 metros de alto y 15 de largo, pero donde ha querido ser fiel al elemento que no falta en sus trabajos, el retrato que tiene un gran protagonismo.

Durante los 22 días de trabajo que el artista dio por terminado el pasado mes de septiembre, los vecinos de Salas Bajas han seguido a diario el proceso de esta experiencia enriquecedora y por encima de todo colectiva, los vecinos han controlado cada paso que daba David.

Comentarios