RIBAGORZA

Tranquilidad y cierta alegría en las calles de los pueblos ribagorzanos

En general, el comportamiento ha sido ejemplar aunque también ha habido quienes se han saltado  las normas establecidas

Graus. Reparto de mascarillas
Reparto de mascarillas en la plaza Mayor de Graus

El primer fin de semana de salidas ha discurrido, en Ribagorza, en general, con absoluta normalidad. Además, el hecho de estar dentro de las localidades de menos 5.000 habitantes ha permitido a los ribagorzanos disfrutar de paseos y de actividad deportiva sin los límites de franjas horarias que existen en los núcleos de población más grandes. Se ha respirado tranquilidad y alegría en las calles de los pueblos.

La alcaldesa de Graus, Gemma Betorz, señalaba que, en general, se han cumplido las normas establecidas por las autoridades aunque, añadía, que siempre hay excepciones, y las ganas de salir, de juntarse o de saludarse han hecho que en algunos momentos se produjeran pequeñas concentraciones.

Gemma Betorz, alcaldesa de Graus

Este lunes, con la reapertura de algunos pequeños comercios, se ha notado más movimiento en la calle, decía la edil, y también un mejor ánimo entre los vecinos. Poco a poco, indicaba Betorz, ser va recobrando el entusiasmo.

Para ayudar a los vecinos a respetar las medidas de distanciamiento, el Ayuntamiento ha habilitado dos sentidos de circulación peatonal en el puente de Capella, también se ha limpiado y acondicionado el Camino Blanco o Ruta de los Usos del Agua y, en breve, se volverá a colocar la pasarela del río Isábena.

Por otro lado, este lunes continuaba el reparto, en el consistorio, de mascarillas infantiles, que se inició el pasado viernes, y también las que ha facilitado la DPH a los Ayuntamientos para las que se establecían hasta cuatro puntos diferentes de reparto para evitar aglomeraciones.

Comentarios