litera

Tras 10 días sin teléfono Peralta de la Sal-Calasanz y Azanuy-Alins vuelven a la normalidad

Los dos ayuntamientos habían firmado una nota denunciando la situación

Imagen de la localidad de Peralta de la Sal
Peralta de la Sal

Los ayuntamientos de Peralta de la Sal - Calasanz y Azanuy-Alins firmaban una nota en la que denunciaban que llevaban más de 10 días sin teléfono por una avería de Telefónica. Este viernes, tras hacer pública su denuncia, se arreglaba el problema.

El alcalde de Peralta de la Sal, Pedro Boteller, hablaba de “Como somos pocos, no les interesamos” y que “muchos abonados afectados han llamado tanto a averías como a atención al cliente, pero las líneas están siempre saturadas”.

El alcalde de Peralta de Calasanz, que sí ha conseguido hablar con la compañía, se mostraba molesto con la respuesta que obtuvo: “me dijeron que era problema de un cable de la fibra óptica, cuando en nuestros núcleos ni siquiera tenemos fibra. De hecho, tenemos internet y telefonía móvil, pero no fijo. Es ilógico”.

Una situación que afectaba a los servicios básicos, apuntaba Juan José Campodarve, primer edil de Azanuy-Alins, “las consultas médicas, que debido a la situación de crisis sanitaria se hacen por vía telefónica, no se pueden atender. Además, el servicio de teleasistencia de Cruz Roja tampoco funcionaba, pues está asociado al teléfono fijo, por lo que nuestros mayores están desatendidos”. Ambos ponían el acento en los efectos que esta avería estaba teniendo sobre los mayores, “no nos olvidemos que son el sector de población mayoritario en nuestros pueblos, y aunque cada día son más los que tienen una línea móvil, todavía son muchos los que solo cuentan con un número fijo de telefonía”, concluían.

Comentarios