Trenza de Almudévar: El dulce que conquistó España (y quiere imitar Mercadona) 

wer
wer

Puedes ser poco entusiasta de los dulces. Puede no emocionarte la bollería. Pero cuando pruebas la trenza de Almudévar, es difícil no caer rendido de amor como el príncipe de Rapunzel: ese sabor a mantequilla, ese hojaldrado mullido, ese crocante de los frutos secos y esa capa quebradiza de glasa vencen las reservas del más glucofóbico. Según publica el comidista