encuesta henneo

Un 60% teme que el dinero de la UE estará vinculado a "duras condiciones"

Solo un 31,2% de los ciudadanos creen que los fondos de recuperación tendrán premisas de fácil cumplimiento

.
.

Uno de los asuntos que más urgen para hacer frente a la pandemia es el dinero de los fondos de recuperación de la Unión Europea. El 60,2% de los entrevistados cree que las ayudas estarán sujetas a duras condiciones. Es una de las conclusiones de la encuesta de DYM para HENNEO. Frente a eso, solo un 31,2% consideran que este apoyo tendrá premisas de fácil cumplimiento. Los votantes de Vox son los más pesimistas sobre las ayudas, mientras que los votantes socialistas son los que consideran en mayor medida que las condiciones no se convertirán en un problema. En cambio, en ningún caso la postura más optimista es mayoritaria.

La reconstrucción económica, eso sí, será un proceso largo. El 78,1% de los españoles consideran muy importante o bastante importante que el Gobierno involucre a los principales empresarios de país. Aunque se trata de una percepción transversal a la sociedad, los votantes del PP son los que más a favor están, así como los votantes de derecha y centro derecha. En general, solo un 3,2% de los ciudadanos apuntan a que es poco o nada importante contar con las empresas para el proceso. El porcentaje más alto de rechazo se da entre los votantes de Unidas Podemos, y es solo de un 5,4%, que creen que es poco importante.

Riesgos en el empleo
La situación laboral también preocupa. Más de la mitad de los trabajadores ven en riesgo su empleo, pero la percepción cambia en función del sector. Ese temor a perder el empleo es creciente, pasando de un 49,6% en abril a un 52,3% en la actualidad. Eso sí, ese miedo se concentra entre los trabajadores del sector privado (De 53,9% a 57,4%), mientras que en el sector público baja de forma tímida y pasa de un 39,3% a un 37,3%.

Aquí entran el juego los ERTE. El 33,3% de las personas encuestadas considera que la gestión de los ERTE por parte del Gobierno está siendo mala o muy mala, pero esta valoración ha mejorado significativamente con respecto al barómetro del mes de mayo, cuando alcanzó el 46,4%. Todos los líderes políticos suspenden en la valoración frente a la actuación ante la crisis de la Covid-19. Se mantiene estable la valoración de Inés Arrimadas, que sigue siendo la mejor puntuada, con un 4,1, seguida de Pedro Sánchez que no consigue llegar al cuatro (se queda en un 3,8). Tanto Pablo Casado como Santiago Abascal repuntan ligeramente hasta el 3,4 y el 2,6 respectivamente. Mientras Pablo Iglesias se mantiene cerca del tres, con una nota de 2,9.

Valoración de líderes
La valoración de los líderes sigue estando muy condicionada por el posicionamiento ideológico. En los extremos, Pablo Casado (6,4) consigue junto a Santiago Abascal (6,1) las mejores puntuaciones en la derecha, Pedro Sánchez se impone en la izquierda (6,5) seguido de cerca por Pablo Iglesias (6,1). En el centro, la mejor valorada es Inés Arrimadas, aunque mantiene el suspenso con un 4,3. De todos modos, estas notas conducen a la conclusión de que la confianza en los políticos sigue siendo mínima.

Casado, el peor valorado entre sus votantes
Pablo Casado es el líder de los principales partidos que despierta menos simpatía entre sus propios votantes. Los electores del PP le dan una nota de un 5,9. Aprueba, pero se queda lejos del 6,5 de Sánchez e Iglesias, el 6,3 de Arrimadas y el 7 que obtiene Abascal, cada uno entre los votantes que eligieron a sus formaciones el 10-N.

Emilio Ordiz/20minutos

Comentarios