contenido patrocinado 

Un congreso para disfrutar de nuestros alimentos

El II Congreso del producto y la gastronomía de los Pirineos ofrece la oportunidad de disfrutar y conocer los alimentos de montaña

HP
El público podrá disfrutar de la feria los primeros días del Congreso

Hecho en los Pirineos, Congreso del producto y la gastronomía de los Pirineos, que se celebrará del 23 al 26 de marzo, mantiene su exitosa línea de trabajo, que reunión hace dos años en Huesca a más de 8300 aficionados y 300 congresistas.
Si habitualmente este tipo de eventos restringen la asistencia a los congresistas inscritos o profesionales del sector, abriendo sus puertas al gran público, al aficionado, como mucho durante las últimas jornadas, aquí es precisamente al revés. La feria asociada al congreso se celebra el sábado y domingo, 23 y 24, abierta a todos los interesados, locales y visitantes, mientras que el congreso en sí, cerrado al público, tendrá lugar lunes y martes.
Una suculenta feria
El objetivo de la feria se centra en dar a conocer los productos agroalimentarios de ambos lados del Pirineo, español y francés, con especial incidencia en la parte central, Huesca y Hautes-Pyrénées.
De ahí que unos sesenta expositores, individuales o agrupados en colectivos, como Benabarre Sabor o Huesca agroalimentarios, dispongan de amplios estands para vender sus elaboraciones, siempre atendidos por los propios productores. Disponen, además, de una esquina equipada con cocina para atender a posibles clientes, presentar productos, hacer demostraciones de cocina, etc.
Pero habrá mucha más presencia de productos pirenaicos, ya que se dispone del denominado Espacio expositivo, donde se mostrará los más variados productos del entorno pirenaico. Vinos, aceites de oliva virgen extra, embutidos, chocolates, harinas, encurtidos, turrones, quesos, miel, cerveza artesana, hortalizas y vegetales, dulces, hidromiel, mermeladas, patés, pasta fresca, etc. Todos ellos con una completa ficha descriptiva, apta tanto para satisfacer la curiosidad de los aficionados, como la comercialización de los mismos.
Pensando en el futuro del sector, no podía faltar la presencia de las escuelas de hostelería de la zona, las de Huesca, Guayente y Tarbes. Aprovechando una cocina a la vista, se podrá contemplar desde un graderío cómo elaboran un menú inspirado en productos del Pirineo, que podrá ser degustado por los asistentes en la zona destinada al efecto. Así, platos como Crémeux de haricots tarbais oeuf parfait poitrine de porc séchée –cremoso de alubias de Tarbes, huevo perfecto y embutido de cerdo−, Papillote de trucha imperial de El Grado con verduras de La Hoya y espuma de jamón o Queso de Saravillo con frutos secos.
También las escuelas será protagonistas, tras la inauguración oficial, de la entrega de los novedosos premios La cocina de los Pirineos-Teodoro Bardají, que reconocen a dos profesionales de restaurantes de ambos ladosde la frontera, que mejor representan la gastronomía pirenaica.
Legados expresamente desde el Pirineo francés, los veteranos elaboradores del Gâteau à la broche, la Confrérie d’Arreau, lo elaborarán en el exterior del Palacio de Congresos de Huesca a lo largo de toda la jornada, tanto el sábado, como el domingo.
Allí se podrá contemplar en vivo y en directo cómo se elabora este singular, apreciado y tradicional producto de los Pirineos centrales franceses. Y, por supuesto, degustarlo y adquirirlo.
Variados talleres
Los talleres abiertos al público se han convertido en otra seña de identidad del Congreso. Desde la escuela francesa se enseñará a elaborar pan, a cocinar la poule noire –gallina negra− d’Astarac-Bigorre, así como cócteles con y sin alcohol para hacer en casa.
Las frutas de montaña son uno de los ejes del Congreso, por lo que Celia Cantín, investigadora del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón, ofrecerá el taller de sensorialidad, Los sabores de nuestra fruta. O La producción personalizada de embutidos y elaborados cárnicos, con González Romero de González y Romero Agrocarne.
También se presentará el libro Monumentos del Reino Vegetal del Pirineo Central, a cargo de su autor Ismael Ferrer, que ha supuesto una larga investigación de las variedades hortícolas de Huesca y Hautes-Pyrénées. El mismo cocinero, profesor de la escuela de Huesca, junto con Roberto Aragón, cocinero del restaurante Lillas Pastia, elaborarán en el taller Judías singulares del Alto Aragón, una historia para saber y con sabor, tres platos a la vista del úblico.Boliches de Aratorés con nabos de Yosa de Sobremonte, Judía riñón de Broto con anguila y Bizcocho de judía caparrona al aroma de azafrán de Castilsabás.
Y elaboración del tradicional Recao, popularizado por Teodoro Bardají, a cargo de Antonio Arazo; el taller de Taler de cocina apta para celíacos y con otras intolerancias dirigido a niños y sus padres, con Mateo Sierra; Aproximación a la cata de aceite de oliva de variedades locales, por Carlos Domínguez; clase magistrla a cargo de Esther Zaldivar, de la Escuela de hostelería y turismo San Lorenzo de Huesca, etc.
Dos intensos días para descubrir los productos y la cocina del Pirineo, además de una excusa fantástica para conocer la ciudad de Huesca y su provincia, aprovechando el tirón de su gastronomía.

Comentarios