SUCESOS

Un desprendimiento de rocas corta un carril en el congosto de Ventamillo

La circulación se regula mediante un semáforo y se colocaba un quitamiedos provisional en el tramo dañado por la caída de las piedras

Benasque. N-260 Congosto piedras 2
Imagen de los daños que ha producido la caída de las enormes rocas

Este miércoles, alrededor de las 14 horas, se ha registrado una caída de piedras a la altura del kilómetro 389,9 de la N-260, en el congosto de Ventamillo, que, en un primer momento, ha cortado, por completo la circulación hasta que se ha podido limpiar uno de los carriles para dar paso alternativo. La circulación, en ese tramo, se está regulando con un semáforo. 

Afortunadamente, en el momento del desprendimiento no circulaba ningún vehículo por lo que no hay que lamentar daños personales pero si materiales porque las rocas, al caer, se han llevado por delante un buen tramo del quitamiedos que delimitan la carretera , además de afectar también al firme. 

Benasque. N-260. Congosto piedras
No es la primera vez que tiene lugar en este tramo un suceso de tales características

Se da la circunstancia que en 2019 hubo   otro desprendimiento que también dañó la calzada.  Y los vecinos del valle recuerdan otro, de mayores dimensiones, en 2007-2008 que se llevó un carril por delante. 

Cabe recordar que, este tramo de la N-260 correspondiente al Congosto del Ventamillo ( entre el p.k. 388,100 y el 391,600), queda fuera de la obra de acondicionamiento de la vía donde por razones ambientales por lo que se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual y sólo se llevarán a cabo las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme