CONTENIDO ESPECIAL

Un estatuto para fijar y dar esplendor a la cocina de Montaña

El Estatuto de la Cocina de Montaña ha sido ya asumido por diferentes restaurantes de la provincia

Ainhoa Raso
Ainhoa Raso, de Tea Cegos, ha trabajado en la redacción del Estatuto. FOTO. Gabi Orte / chilindron.es

Uno de los mandatos del I Congreso de Congreso del producto y la gastronomía de los Pirineos, ‘Hecho en los Pirineos’, fue tratar de crear un Estatuto de la Cocina de los Pirineos. Durante muchos meses, diferentes profesionales han trabajado en el mismo, siendo Ainhoa Raso, de Tea Cegos, quien presentó el estado de la cuestión en el pasado seminario de difusión de resultados del proyecto Hecho en los Pirineos.

Así se ha elaborado una norma de obligado cumplimiento para los restaurantes que asuman el estatuto, pertenecientes en Francia a la red ‘HaPy Saveurs Restaurants’ y en España a Huesca la Magia de la Gastronomía. Hecho en los Pirineos. Todos ellos se beneficiarán de la marca y deberán renovar anualmente su adhesión.

Difusión y promoción

¿Qué supone pertenecer a la red? De entrada, beneficiarse de un producto turístico muy atractivo para quienes visitan los Pirineos, muchos de ellos, turistas con buena disposición de gasto en la gastronomía local y la adquisición de productos singulares del territorio.

Por ello, los restaurantes se comprometen a «ensalzar los productos de origen local con su saber hacer y ofrecer a los clientes una carta con una fuerte identidad pirenaica, destacando la autenticidad y el sabor de los productos locales». En concreto deberán incluir en sus cartas al menos tres productos locales de temporada y al menos otras tres referencias de vinos elaborados en dicha zona.

La oferta incluirá platos con productos y elaboraciones tradicionales inspirados a partir de platos de la cocina tradicional, lo que se reflejará en la carta, colaborando al menos con tres productores de la zona, e informando a sus clientes sobre dónde comprar productos alimentarios del Pirineo Central.

Comentarios