Un total de 18 colegios de la provincia de Huesca aprueban la jornada continua

Un total de 62 proyectos de tiempos escolares ligados a propuestas de innovación se implantarán el próximo curso 2018/2019 en Aragón, después de que las comunidades educativas de los distintos centros los hayan respaldado con sus votos. En la provincia de Huesca se han aprobado 18 proyectos. Este es el resultado de la tercera convocatoria de un proceso para el cual el Departamento de Educación recibió este año 92 peticiones, asociadas a proyectos de innovación en sus respectivos centros. La aprobación de dichos proyectos conllevaba también la modificación del horario, haciendo la jornada escolar continua.

Tras el análisis de las propuestas de una comisión para comprobar que estas solicitudes cumplían todos los requisitos exigidos (entre ellos, presentar un proyecto de innovación, asegurar que el centro permanecerá abierto las mismas horas que en la actualidad, garantizar los servicios de transporte y comedor y tener el objetivo de mejorar la calidad del proceso educativo), finalmente han sido 62 los que han obtenido el apoyo de 2/3 del Claustro, 2/3 del Consejo Escolar y el 55% del censo de familias.

Se han aprobado 18 de los 27 centros que lo solicitaron en Huesca. Por tipo de centro, la mayoría son colegios públicos de infantil y primaria, aunque también hay centros rurales agrupados. Los 62 de Aragón se sumarán a los que 171 que están ya en marcha (79 comenzaron el curso 2016-2017 y 92 en el 2017-2018).

El Departamento de Educación recuerda que los proyectos aprobados no suponen en ningún caso un perjuicio para la organización familiar, puesto que los centros tienen la obligación de mantener el horario actual. Es decir, seguirán abriendo y cerrando a la misma hora, pero tendrán una distribución distinta de sus clases. Los alumnos estarán en todo el periodo lectivo atendidos por profesores y no supondrá ningún coste ni para las familias ni para la Administración.

Los proyectos validados se implantarán el próximo curso y el Departamento de Educación hará un seguimiento para evaluarlos. Los centros deberán constituir una comisión en la que participen representantes del claustro, la ampa, personal no docente del centro y personal contratado para la vigilancia y atención del alumnado del servicio de comedor si el centro lo ofertara. Esta comisión elaborará a final de cada curso un informe que recoja una evaluación sobre el funcionamiento y resultados del proyecto implantado. Se estudiarán cuestiones como si ha variado la matriculación de alumnado, los usuarios de transporte y comedor, el rendimiento escolar, la convivencia en el centro, así como las actividades innovadoras desarrolladas en periodo lectivo y el nivel de satisfacción de la comunidad educativa, entre otros aspectos.

En el primer análisis que se llevó a cabo después de la implantación del proceso de tiempos escolares, cerca del 93% de las familias contestaron estar muy o bastante satisfechas con la implantación de proyectos de innovación ligados a los tiempos escolares flexibles en Aragón. Esta evaluación también reveló que ha mejorado la convivencia en estos centros, además del aprovechamiento del horario por parte del alumnado y que no se han resentido ni los servicios ni el rendimiento académico.

Por su parte, los centros cuyos proyectos no hayan sido validados porque incumplían criterios de la convocatoria o porque no han obtenido el voto favorable de los 2/3 del Claustro o de 2/3 del Consejo Escolar podrán presentarse si lo consideran a la convocatoria del próximo curso. Aquellos centros que no hayan conseguido el 55% del voto del censo de familias deberán esperar a la convocatoria de dentro de dos cursos.

Comentarios