BENASQUE

Una exposición recuerda los lazos históricos entre Benasque y Luchon

Se inaugura el 1 de abril y se va a poder visitar hasta el mes de junio en el Palacio de los Condes de Ribagorza

Benasque-Luchon
En 2017 se realizó un Encyentro Benasque-Luchon para recuperar del olvido los lazos que históricamente han unido a ambos valles 

Desde el 1 de abril hasta el 9 de junio se puede visitar en el Palacio de los Condes de Ribagorza de Benasque una muestra que rememora, principalmente, a base de documentos gráficos, los lazos que históricamente han unidos los valles de Benasque y de Luchon. Quiere servir también de homenaje a los montañeses que atravesaron el puerto de Benasque en busca de una oportunidad y una nueva vida. La exposición está comisariada por Antonio Merino.

La exposición repasa la intensa actividad social y comercial a través del tiempo. Ya en época romana, los puertos benasqueses fueron utilizados como únicas vías de acceso para ambos valles. Posteriormente, los reyes medievales, mejoraron y cuidaron los accesos incluyendo, además, el permiso para negociar y pactar acuerdos bilaterales entre Benasque y Luchon referidos a los pastos pero también comerciales e incluso judiciales.

Merino explicaba que, en los siglos XV y XVI, las relaciones fueron, básicamente, comerciales. A través de la ruta Luchon-Benasque-Graus-Barbastro-Zaragoza se importaban productos tan valiosos, entonces, como el tinte para la ropa y se exportaban otros de alta calidad como lana o azafrán.

Antonio Merino, comisario de la exposición

La exposición también recuerda otros aspectos de la relación Benasque-Luchon porque el puerto fue paso de las tropas francesas, en los diferentes conflictos bélicos, y también de los republicanos exiliados en 1938 o los evadidos franceses durante la II Guerra Mundial. La muestra dedica también un espacio al pirineismo, como otro punto de conexión de ambos valles a partir de la ‘conquista’ del Aneto en 1842.

También se recuerda las pretensiones que, históricamente, ha habido de unir Benasque y Luchon primero por ferrocarril, después por una carretera y, por último, la reactivación de la Asociación pro Túnel Benasque-Luchon.

La muestra se nutre, básicamente, de documentos gráficos y fotografías pero también de otros enseres que eran comprados en Luchon y se transportaban a Benasque a lomos de mulas atravesando el puerto como muebles, vajillas, aperos, relojes, alimentos e incluso, pianos. De hecho, se expondrá uno de ellos.

Antonio Merino, comisario de la exposición

Todo el material que forma parte de la exposición ha sido aportado por distintos Archivos, la Fundación Hospital de Benasque y los propios vecinos de Benasque.

Comentarios