romerías

Una pegatina del día de La Alegría recordará que, este año, hay que celebrarlo en casa

Iniciativa de la concejalía de Festejos de Monzón tras anunciar que suspendían los actos programados para el Lunes de Pascua, festivo local 

Javier Vilarrubí, concejal de Festejos
Javier Vilarrubí, concejal de Festejos, con las pegatinas conmemorativas

La concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Monzón informa de la suspensión de los actos públicos del Día de La Alegría, el próximo 13 de abril, Lunes de Pascua y festivo local. No obstante, y con el objetivo de realzar esta festividad popular tan arraigada entre los monzoneros, distribuirá, gratuitamente, una pegatina especial, de 12 cm de diámetro. Un presente que, en opinión del edil responsable del área, Javier Vilarrubí, se convertirá en histórico.

ALEGRÍA 2020

Javier Vilarrubí, concejal de Festejos

La pegatina incluye una imagen de la Ermita de la Alegría, la fecha de celebración (13 de abril, Día de la Alegría) y el texto “Este 2020 también juntos, aunque desde casa”, un lema que refleja la actual situación de excepcionalidad y el motivo por el que los montisonenses no van a poder cumplir con esta tradición centenaria.

Se van a editar más de 8.000 pegatinas, de las cuales, la mayoría se depositarán estos próximos días en diferentes establecimientos abiertos al público gracias a la implicación de la revista Alegría, que las incluirá dentro de su revista de abril. También serán buzoneadas en muchos hogares y repartidas en las residencias de ancianos y los centro de discapacitados de la ciudad.

Asimismo, se guardarán unas 2.000 para que cuando se levante el estado de alarma, todos aquellos que deseen guardar este recuerdo y no lo hayan podido conseguir, podrán recogerlo en las oficinas del SAC o la concejalía de Festejos (no estarán disponibles en edificios municipales hasta que se vuelva a la normalidad de tránsito).

Se recupera así una tradición reciente como es tener un recuerdo de este día. Una iniciativa que partió, hace doce años, gracias a la donación de diferentes detalles cada año (medallas, rosarios, pulseras) de la empresa montisonense de la familia Escutia, que se entregaban a los peregrinos que realizaban el camino hasta la ermita y que se ha mantenido de manera intermitente.

Comentarios