reconocimiento

Una placa en el cerro de La Alegría reconoce la colaboración de Ángel Cabrero con Monzón

El montisonense daba permiso al ayuntamiento para usar sus terrenos, de propiedad privada

Burrell, Cabrero y Palacín
Burrell, Cabrero y Palacín

El Ayuntamiento de Monzón ha colocado una placa en el primer muro del cerro de la ermita de la Virgen de la Alegría en la que se lee: “La ciudad de Monzón en agradecimiento a Ángel Cabrero Barlés”. Se da la circunstancia de que buena parte del cerro, salvo el camino y la plataforma del santuario, y unas cinco hectáreas de los aledaños, que incluyen la parcela de la parte baja utilizada el Lunes de Pascua como aparcamiento, son propiedad de Cabrero.

El alcalde, Álvaro Burrell, y el concejal de Desarrollo, Gonzalo Palacín mostraban la placa a Cabrero, quien agradecía el “detalle” y manifestaba que le ilusiona “como vecino y como montisonense”.

Burrell explicaba: “Desde que es propietario de estos terrenos, Ángel le ha dado al Ayuntamiento todo tipo de facilidades, y también a la Asociación Virgen de la Alegría, que ha podido trabajar en la ornamentación del entorno y ha plantado arbolado en terreno privado. Entiendo que ha actuado como un buen vecino y que se merece este pequeño reconocimiento”.

Comentarios