GRAUS

Una treintena de productores muestran en Graus la riqueza agroalimentaria de los Pirineos

La cita se desarrollaba en la plaza Mayor y completaba la feria generalista que se celebraba en Graus este domingo

Feria Agro 18 post
Aspecto que presentaba la V Feria Agroalimentaria  en plaza Mayor de Graus este domingo

Graus vivía este domingo una animada V Feria Agroalimentaria, apoyada, en esta ocasión, por el proyecto transfronterizo ‘Hecho en los Pirineos’. El evento que se desarrollaba en la plaza Mayor de Graus reunía a más de 30 productores agroalimentarios de ambos lados de los Pirineos y complementaba la feria generalista de mayo que se extendía por las principales calles de la villa.

Graus era el octavo alto en el camino que, desde 2017, hacía ‘Hecho en los Pirineos’, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y que capitanea la DPH. Su director Pedro Salas, se refería al cambio de tendencia, desde la puesta en marcha del mismo, con más productores y más ventas y consolidando la idea de asociarse y agruparse bajo la misma marca.

Pedro Salas

En Graus se reunían unos 30 productores agroalimentarios, 5 de ellos de Hautes Pyréneés con patés, helados, que era la novedad, vinos o mermeladas, y los restantes del Altoaragón con aceites, jabones, cervezas o quesos, entre otros productos. Además de avanzar en el objetivo de definir un modelo de viabilidad de estos mercados, Salas destacaba que, cada más gente, valora poder adquirir productos agroalimentarios de proximidad.

Respecto a la Ley de Ventas de estos productos indicaba que son los propios productores y los Ayuntamientos, que elaboran eventos agroalimentarios, los que deben impulsarla.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens agradecía el apoyo de ‘Hecho en los Pirineos’ a la Feria Agroalimentaria por la que, decía, se seguirá apostando porque se demuestra, edición tras edición, que es un evento que funciona. Añadía que hay que seguir trabajando para conseguir que se vea el Pirineo como un conjunto a través de una marca y una calidad únicas que rsultwe atractiva para los consumidores.

José Antonio Lagüens
Feria Agro 18 post
Salas y Lagüens vistando los stand de los productores participantes en la feria agroalimentaria

Una de las actividades más esperadas era el taller de cocina de Paco Oliva en el que participaban una treintena de niños, de edades entre 5 y 11 años, que elaboraban una pizza de longaniza y unas brochetas de fruta, kiwi y plátano, bañadas en chocolate.

Los pequeños cocineros, distribuidos en grupos, estaban encantados con la actividad que les permitía mostrar lo bien que se desenvuelven en la cocina.

Feria Agro 18 post
Los niños elaboraban, en el taller de cocina, una pizza y brochetas de fruta bañadas en chocolate

Por la tarde, aprovechando la presencia de distintos productores de cerveza artesana se celebraba una cata didáctica de cerveza que contaba también con mucha participación.

La Feria Agroalimentaria complementaba la feria generalista de mayo que la villa celebra desde 1907. Las paradas de textil, calzado, alimentación, plantas o menaje se extendían por las calles Salamero y Barranco hasta la plaza de San Miguel y, volvía convertirse en punto de encuentro de los ribagorzanos.

Comentarios