SECASTILLA

Unas 200 personas disfrutan de las recuperadas fiestas de L’Aldea Puy Cinca

Aldea Puy Cinca
Aspecto que presentaba la Aldea Puy Cinca a la hora de la comida

Este sábado, tras 25 años sin celebrarse, el Ayuntamiento de Secastilla y la Asociación Laboratorio de Ruralización, recuperaban las fiestas de L’Aldea Puy Cinca, en honor a San Celedonio y San Emeterio. Alrededor de 200 personas, entre ellos, medio centenar de niños disfrutaron de esta cita festiva. Desde la organización se hace un balance muy positivo.

Entre los factores del éxito de estas convocatoria, se resalta la la presencia tanto de antiguos habitantes como de nuevos pobladores.

Los juegos tradicionales aragoneses ocuparon la mañana del sábado, hasta la hora de comer, facilitados por la Asociación “A la Era”, de Alcolea de Cinca. Durante la comida el alcalde de Secastilla, Ángel Vidal, dirigió unas palabras a los asistentes, agradeciendo su presencia y destacando la participación de una de las hijas de Casa Salinas, que dejó L’Aldea con 16 años.

Por la tarde el taller de circo permitió a los más jóvenes acercarse a elementos y técnicas variadas, aprendiendo cómo usarlas y con ocasión de practicar con todas ellas. Después llegó la chocolatada, al atardecer, cuando el grupo “A go-go”, de Graus, ya se había instalado para ofrecer su magnífica velada a base de versiones de estándares de jazz.

L’Aldea seguía vibrando al caer la noche, y varias decenas de personas aceptaron la hospitalidad de sus anfitriones quedándose a cenar.

Aldea Puy Cinca 2
La jornada festiva se despidió con un concierto del grupo grausino 'A Go Go'

La Asociación Laboratorio de Ruralización la crearon Belén y Miguel Ángel que llegaron a L’Aldea hace cinco años buscando un lugar ‘amable’ en el que dar forma a su proyecto de vida. Hoy viven en este núcleo de Secastilla, junto a sus dos hijos, gestionando el albergue y organizando, en verano, unas colonias.

María José Girón, aedl del Ayuntamiento, explicaba que el proyecto de esta familia está ya asentado y destacaba que, desde el consistorio se valora, positivamente, cualquier iniciativa de repoblación que lleva aparejada un proyecto. Añadía que ‘cuando las cosas se hacen con coherencia y cariño y buscando sinergias con la gente del territorio, es cuando funcionan.

Comentarios