RIBAGORZA

Vecinos de Castanesa desmienten que la oposición al proyecto sea mayoritaria

Propietarios de la Sociedad Vecinos de Castanesa señalan que sólo 6 rechazan firmar el acta de mutuo acuerdo con Aramón

Montanuy. Castanesa
Castanesa

Los propietarios de la Sociedad Vecinos de Castanesa han querido manifestar su opinión al hilo de las noticias aparecidas en los medios de comunicación acerca de la posición de los propietarios de los suelos en los que se van a desarrollar los trabajos de ampliación de Cerler para desmentir que la oposición al proyecto sea mayoritaria. Señalan que, la zona en la que está prevista la primera actuación, pertenece a un 85% de la Sociedad de Vecinos que, desde el principio, han mostrado su apoyo.

Recuerdan que, 2019 se acordó la cesión de uso de sus terrenos en temporada invernal a Aramón y que sólo 6, una minoría de propietarios, señalan lo rechaza, y no firmaron el acta de mutuo acuerdo que sí rubricó el resto, siendo por tanto inciertas las afirmaciones vertidas al respecto.

Explican que no ha sido la Sociedad de Vecinos la que ha denunciado ante la Guardia Civil la ocupación de terrenos por parte de Aramón y añaden que les consta que dos vecinos, sin propiedades en la zona, fueron los que interpusieron la denuncia.

Recuerdan que fue también el 2019 cuando Aramón explicó a los vecinos que se retomaban el proyecto y alcanzó acuerdos con la mayoría de los propietarios con unas condiciones, añaden, que se han mantenido hasta el momento y que han permitido la firma de un acta de mutuo acuerdo, sin necesidad de llegar a la expropiación forzosa de los terrenos.

Continúan señalando que lo más importante es que los trabajos iniciados para la conexión de Cerler por el Valle de Castanesa continúen porque supondrá, entre otras mejoras, la adecuación de la carretera desde Fonchanina hasta la montaña.

En cuanto al impacto visual, recuerdan que está condicionado por las obras que se están realizando y que ‘de ningún modo quedará así cuando estas terminan’. La pista que en la actualidad está ejecutando Aramón sufrirá el mismo desperfecto que el gran número de pistas ganaderas del valle: ninguno. Todas ellas, explican, se han ido regenerando con el paso del tiempo y las 1.200 vacas, 100 caballos y 3.000 ovejas que pastan cada verano en esta montaña, por lo que, consideran, esta nueva vía, una mejora de infraestructuras para uso ganadero, por ejemplo, dejará de ser necesario un helicóptero para subir la sal.

Concluyen recordando que este proyecto va a suponer la llegada de un turismo sostenible totalmente compatible con el uso actual, que generará economía en la zona, creación de nuevas empresas y puestos de empleo y, en definitiva, futuro para el valle.