"Veranillo" de 24 grados hasta el viernes con cierzo

La semana transcurre con progresivo aumento de temperaturas llegando a los 24 grados miércoles y jueves en Hueca capital y bajando en torno a 6 grados el fin de semana.

Este miércoles en Huesca predominio de sol, pero con viento, con rachas moderadas de cierzo alcanzando los 40 km/hora

En el Pirineo nubosidad matinal, despejando al mediodía y subida también de temperaturas llegando en los valles a 15 grados de máxima


El jueves en Huesca otro día soleado con algunas nubes medias y altas y subiendo un par de grados las temperaturas con viento girando de norte a bochorno por la tarde

En Pirineos día de sol, aunque parcialmente velados por nubosidad de tipo medio y alto. Vientos flojos del sur. Siguen subiendo las máximas, con temperaturas de 18 en los valles


Tendencia posterior: viernes último día de temperaturas suaves y tranquilidad atmosférica. Rolamos a norte el fin de semana, fresco y ventoso. Posibles nevadas en vertiente norte Pirineos de sábado 10 a lunes 12, en cotas cada día más bajas

Tendencia a medio plazo: Rolaríamos a norte de sábado en adelante

El franco descenso térmico previsto a partir del sábado helará toda esta nieve húmeda, estabilizándola y evitando que el manto siga menguando, manteniéndose los espesores en umbrías.

De confirmarse los modelos, según la Meteo que Viene, la entrada "de norte" prevista de sábado en adelante, podría hacer bajar la cota de nieve a 1.800m el sábado, luego a 1.500m el domingo y finalmente a sólo 1.200m el lunes. Acumularía centímetros principalmente en toda la cara norte del Pirineo, todo su Pirineo francés y especialmente el Piemont y zonas más septentrionales como Bareges-La Mongie-Tourmalet.

Más cerca, acumularía en Arette-Gourette-Cauterets-Piau, así como en los Llanos del Hospital y todo el Valle de Arán. También en el Pirineo navarro.

De las estaciones aragonesas, las más beneficiadas serían Candanchú y Astún, seguida de Formigal, aunque en lavertiente sur llegarán con vientos fuertes del sur. Se formarán numerosas placas de viento en la divisoria y muchas menos cuanto más al norte (Piemont y Arán, donde nevaría con copos más "a plomo").