homenaje

Vox reivindica la vigencia del pensamiento de Joaquín Costa en Monzón y Huesca

Se leía un manifiesto y se realizaba una ofrenda floral en el monumento  Joaquín Costa  en las dos ciudades 

Vox Costa
Homenaje a Costa de Vox / sociedad

Laborda también ha señalado que "un aspecto que se podría considerar actual de las preocupaciones de Costa, el relativo al caciquismo. Y en este sentido se ha referido al riesgo, en ciudades pequeñas, de que, al adoptar medidas de calado en la sociedad, es posible que se piense más a quién perjudica en lugar de considerar el bien común." afirma la formación. 

Vox ha realizado este jueves dos actos en Monzón y Huesca reivindicando el pensamiento de Joaquín Costa. En la capital oscenses el concejal Antonio Laborda se ha referido a la importancia de la figura de Costa y de su perfil regeneracionista con el que esta formación "se identifica para mejorar la vida de los ciudadanos."

En Monzón, el diputado nacional Pedro Fernández, reivindicaba la vigencia del pensamiento costista en cuestiones como la educación, ya que creen que la mitad de los problemas se basan en el actual sistema, la regeneración o la patria.

Vox fernandez

Pedro Fernández de Vox

Por su parte, el diputado autonómico, David Arranz, señalaba que era un orgullo rendir un homenaje a Costa en el lugar donde nació y destacaba la libertad de pensamiento del polígrafo altoaragonés, fallecido hace 110 años, pero que con la lógica adaptación al tiempo actual, los problemas que denunciaba son los de ahora con unas oligarquías que controlan todo situadas en los poderes económicos, por ejemplo.

Acto de Vox en homenaje a Joaquín Costa en Huesca
Acto de Vox en homenaje a Joaquín Costa en Huesca

Manifiesto

“Venimos a este acto a dar testimonio del orgullo que siente la ciudad de Huesca de haber albergado en su seno a uno de los más insignes hijos que Aragón dio a España. Las propuestas de Joaquín Costa en materia agrícola, en política hidráulica, en educación y en muchos otros campos contribuyeron a la modernización de nuestra sociedad y favorecieron el desarrollo económico y social de nuestro país.

Su labor investigadora pionera en las Ciencias Sociales, su ejemplo personal como luchador infatigable contra las injusticias y contra todos los obstáculos y adversidades que sufrió, su ambición por el saber y su difusión y, en fin, su patriótica preocupación por mejorar la vida de los españoles, le configuran como una personalidad insustituible, ante cuya figura los oscenses nos sentimos orgullosos de compartir con él ser «aragoneses y por tanto dos veces españoles».

A pesar de que tanto las circunstancias históricas actuales, como el contexto tecnológico, económico y político de nuestros días, son muy diferentes a la España que conoció Costa, reconocemos como actual el pensamiento regeneracionista de su insigne convecino y reivindicamos muchas de sus propuestas con el fin de erradicar gran parte de los problemas actuales.

Hoy como hace 110 años España vive bajo un régimen que reconoce libertades y derechos a sus ciudadanos, pero «la oligarquía y caciquismo» instaurada en muchos ámbitos de la vida cultural y económica, en la administración pública y en los medios de comunicación social hace que en demasiadas ocasiones estos derechos queden en papel mojado. Por eso, es preciso seguir afirmando que «para que viva el pueblo es preciso que desaparezca la oligarquía imperante».

El desarrollo económico y social que España necesita para superar el gran desastre del Covid-19 requiere una decidida política que apueste por la reindustrialización de España, la «colonización interior» con nuevos planes de regadío, con la implantación de industrias y con la instalación de modernos servicios de telecomunicaciones. Para todo ello hay que ser consciente de que «la mitad del problema español está en la escuela» por lo que es necesaria una gran reforma educativa que acerque los planes y métodos de estudio y las titulaciones a las necesidades de la agricultura, la industria y los servicios. Sin una «escuela» de calidad no podremos llenar la «despensa» del desarrollo tan necesario.

Persiste en España, en la provincia de Huesca y en Aragón la imperiosa urgencia de mejorar las vías de comunicación.

Sigue siendo necesario «sanear y europeizar nuestra economía, mediante la europeización de la agricultura, de la minería y del comercio, de la educación nacional, de la administración pública y de la política, así general como financiera, que reponga la confianza de Europa en nosotros».

Compartimos con Costa la convicción de que «Aragón se define por su Derecho», porque «son normas que el pueblo se da a sí mismo libremente» La crisis actual en todos los órdenes requiere un gran proyecto de Regeneración. «No queda más remedio que restaurar la patria, o de lo contrario, acabar de una vez.»

Y, sobre todo, coincidimos con Joaquín Costa en nuestro profundo amor a Aragón y a España.