huesca

La celebración de Todos los Santos más triste, dedicada a los fallecidos por la covid-19

Los oscenses han atendido las recomendaciones y han acudido en mucho menor número que otros años

Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca
Festividad de Todos los Santos en el cementerio de Huesca

Ha sido la de este 1 de noviembre una celebración diferente de Todos los Santos en Huesca. Muy pocas personas, en comparación con lo que ocurría otros años, han acudido al cementerio. Los oscenses han ido escalonando sus visitas desde el fin de semana pasado. De hecho, el Ayuntamiento de Huesca solicitó que se espaciasen las visitas, e incluso amplió durante toda esta semana el horario de apertura para que no se produjese ningún tipo de aglomeración. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, que acudía a rendir su tradicional homenaje, decía que este año era un acto de reconocimiento en memoria de quienes están en el cementerio y de quienes, en estos últimos meses, han muerto a causa del coronavirus.

A lo largo de la mañana de este domingo, iba llegando gente, poco a poco con cuentagotas, a visitar las tumbas y nichos de sus seres queridos, pero muchos menos de lo que sería habitual. Todos con mascarillas y manteniendo todas las medidas de seguridad.

A las 11 de la mañana, en la capilla del cementerio se ha celebrado la tradicional misa, a la que ha asistido una representación municipal con el alcalde a la cabeza. Seguidamente han visitado el osario, donde han lanzado pétalos de rosas como ya es tradicional. También han puesto una corona de flores a los pies de la gran cruz que recuerda a los caídos, y han llevado flores a varias tumbas, entre ellas las del general Lasheras las de los capitanes Fermín Galán, en el cementerio civil, y García Hernández. Igualmente se ponían flores en la tumba en la que se encuentran el alcalde Mariano Carderera, el ex alcalde Manuel Sender, el teniente de alcalde Mariano Santamaría y el ordenanza del Ayuntamiento de Huesca, Miguel Saura, que fueron fusilados en julio de 1936. 

Tumba de los representantes municipales fusilados en 1936
Tumba de los representantes municipales fusilados en 1936

La representación municipal también ha puesto dos coronas de flores en el cementerio de las Mártires, a los pies del monolito que recuerda a Manolín Abad, uno del consistorio oscense y otro de Ejea de los Caballeros. Este año no ha habido representación de Ejea por la situación de pandemia pero han enviado la corona que han colocado los concejales.

El alcalde de Huesca y la representación municipal con las dos coronas en el cementerio de las Mártires
El alcalde de Huesca y la representación municipal con las dos coronas en el cementerio de las Mártires

El alcalde también aprovechaba para agradecer que los ciudadanos hayan seguido las indicaciones y consejos que se dieron desde el Ayuntamiento, a tener en cuenta en un día como este, evitando aglomeraciones y peligros innecesarios. De hecho, la afluencia de público era mucho menor, y se veían todas las zonas del cementerio, desde las más antiguas a las más modernas, sin apenas gente poniendo flores a sus seres queridos. 

Felipe recordaba que hace más o menos un año la ciudad estaba feliz porque se acababa de anunciar la importantísima llegada de Amazon, que continúa. Sin embargo, este año, toda la importancia se la lleva la situación de pandemia en el mundo, en España y también en Huesca.

Comentarios