EMPRESAS

TAP abandona Walqa y se traslada al centro de Huesca

La compañía pretende mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores y reducir costes 

Vista de Walqa
Vista del Parque Tecnológico de Walqa

La compañía de procesos de gestión, TAP, hasta ahora ubicada en Walqa, ha decidido abandonar el Parque Tecnológico e instalarse en el centro de Huesca, en la Calle San Orencio. En la decisión, explica Enrique Puértolas, uno de los socios de TAP, ha pesado el favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral de sus trabajadores, además del coste que suponía para la empresa continuar en el parque, tanto en lo que se refiere al alquiler de las oficinas como en el mantenimiento de las mismas.

En el parque, los empresarios dicen no haberse sorprendido de la decisión de TAP, firma que venía estudiando dejar Walqa desde hace tiempo.

Enrique Puértolas añade que el traslado no obedece a una única circunstancia. Reconociendo que el alquiler y mantenimiento de su nueva sede en Huesca supone una gran reducción de costes respecto a lo que venían pagando en Walqa, también se ha querido mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, entendiendo que en el casco urbano es más fácil conciliar la vida laboral y familiar de los trabajadores, e incluso de los propietarios de la empresa.

TAP es una compañía con proyección internacional de tecnología para procesos de gestión con dos sedes, una en Huesca y otra en Barcelona. Sus clientes proceden, en su mayoría, de fuera de Aragón.

Con una plantilla compuesta por 25 trabajadores de perfil técnico, TAP proporciona a su cartera global de clientes servicios de tecnologías de la información en tres grandes áreas: Servicios de consultoría y tecnología, integración de sistemas y servicios gestionados. Trabaja con clientes presentes en mercados como la manufacturación, distribución, retail y servicios, sector público, salud y transporte, servicios financieros, telecomunicaciones, media y tecnología y energía.

Hasta el momento, la Consejería de Economía, con la que TAP intentaba llegar a un acuerdo en sus condiciones para seguir en Walqa, ha declinado hacer cualquier tipo de declaración sobre las circunstancias que han llevado a TAP a abandonar el Parque Tecnológico de Huesca.

Las empresas que se instalen en Walqa tendrán una línea específica de ayudas

Los proyectos cuya implantación o desarrollo vaya a realizarse en pequeñas y medianas empresas instaladas de los parques tecnológicos Walqa, en Huesca, y del Motor de Aragón (Technopark), en Alcañiz,  tendrán un tratamiento prioritario a la hora de baremar las solicitudes que se reciban, según se contempla en la Orden de Ayudas para la Industria 4.0 y las iniciativas de valor añadido de las PYME, en el marco del Programa de Ayudas a la Industria y la PYME en Aragón.

La convocatoria está dotada con 4,6 millones de euros y supone un incremento de casi el 50% con respecto a la de 2017, ejercicio en el que las ayudas ascendieron a algo más de 2,2 millones de euros, más una ampliación posterior de 800.000 euros.

En Walqa se presentará esta línea de ayudas el próximo miércoles con la presencia del director general de Industria, Pymes, Comercio y Artesanía del Gobierno de Aragón, Jesús Sánchez Farracés.





Comentarios