Una operación dirigida desde Huesca se salda con 16 personas detenidas por fraudes a través de la red

Además se investiga a otras tres personas. En la investigación se ha conseguido recuperar un teléfono móvil y más de 60.000 euros estafados

Una operación dirigida desde la Guardia Civil de Huesca se ha saldado con la detención de 16 personas y se investiga a otras tres por delitos relacionados con fraudes a través de Internet consiguiendo desarticular tres grupos delictivos, esclareciendo 70 delitos y recuperando 60.000 euros estafados.

Las detenciones se realizaron en distintas localidades de nuestro país: Málaga, Sevilla, Badajoz, Comunidad de Madrid, Alicante, Valencia, Cádiz y Castellón

Las distintas operaciones se iniciaron a raíz de la recepción de numerosas denuncias por delitos que se encontraban todos ellos relacionadas con delitos cometidos a través de métodos tecnológicos, como estafa en la compra-venta de artículos, “Phishing telefónico”, Usurpación de estado civil, cargos no autorizados en cuentas o tarjetas bancarias, estafa en alquileres vacacionales, “Phishing bancario”, revelación de secretos y acoso sexual.

En Málaga se detuvo a una mujer de 22 años, que tras obtener acceso a la banca online del titular de la cuenta, realizaba contratación de préstamos, transferencias a otras cuentas controladas por la detenida o realizaba compra de productos todo ello sin el consentimiento del titular, usurpando su estado civil.

Otra vecina de Málaga y un menor de edad de Sevilla fueron detenidos, por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos y acoso sexual a través de medios informáticos o telefónicos. Este tipo de delitos, se cometen con más asiduidad, afectando sobre todo a menores. El delito se lleva a cabo tras mantener un intercambio de fotografías y/o videos de contenido sexual, por medio de chats, y una vez se ganan la confianza de la víctima les amenazan con la publicación del material en redes sociales, si no se envía material nuevo de la misma índole. Dicho contenido era de carácter íntimo y sexual.

En una de las operaciones, se procedió a la detención de una mujer de 20 años en la provincia de Málaga, y a la investigación de un varón de 43 años en Valencia, los cuales estafaban a los consumidores publicando múltiples anuncios de un mismo artículo en distintas provincias, artículos que tras ser adquiridos por compradores que nunca llegaban a recibirlos, habiendo realizado el pago por adelantado .Para conseguir que los consumidores confiaran en la recepción del producto les enviaban una fotografía de un D.N.I., el cual no se correspondía con la identidad de la persona que realizaba la venta.

Por otra parte en relación al llamado “phishing telefónico”, tres hombres y una mujer, de entre 33 y 51 años, vecinos de Alicante y Castellón, estafaban a las personas mediante llamadas telefónicas, haciéndose pasar por técnicos de una conocida compañía de servicios de software, utilizando el pretexto de que el usuario tenía un problema con su ordenador. Tras conseguir acceder por control remoto al ordenador mediante engaños al propietario, accedían a las credenciales bancarias para posteriormente realizar transferencias de hasta a cuentas en el extranjero, habiendo conseguido estafar 9.998 euros a una persona.

Otra de las estafas el denominado “phishing bancario”, llevó a la detención en la provincia de Badajoz, de un individuo y a otras dos, un hombre y una mujer en calidad de investigados de entre 28 y 37 años, los cuales remitían correos electrónicos a las víctimas simulando ser entidades bancarias con diferentes pretextos (vulnerabilidades, caducidad de tarjeta, etc), tras conseguir hacerse con las contraseñas, números de tarjeta y otros datos personales, se hacían con el control de las cuentas bancarias de los afectados, llegando a sustraerles grandes cantidades de dinero
ascendiendo en total a 6.000 euros.

Una de las estafas más habituales, los cargos no autorizados en tarjetas de crédito, se estaba realizando por una vecina de la Comunidad de Madrid de 32 años, la cual tras hacerse con las credenciales de una tarjeta de crédito realizó compras de objetos que posteriormente vendía a terceros. La cantidad sustraída ascendía a 2.000 euros.

Por otra parte, cinco personas fueron detenidas, por estafas en el alquiler de viviendas vacacionales. Los presuntos autores de los hechos captaban a sus victimas mediante publicaciones de apartamentos o viviendas en zonas de turismo, solicitandoles la realización de transferencias bancarias, a través de una aplicación de envío de dinero, a números de cuenta de los que eran titulares los estafadores. Cada cuenta estaba asociada a un número de tarjeta virtual desde donde disponían del dinero en los cajeros automáticos. Se han esclarecido 48 estafas de este tipo, uno realizado por dos hombres de 32 años en Cádiz y otro por tres hombres de entre 29 y 37
años en la provincia de Alicante.

Comentarios